Lucha contra la nomofobia: consejos para desconectar del móvil en vacaciones

Ana Más

Si eres de las que si se te olvida el móvil en casa vuelves a recogerlo aunque ya estés al lado del trabajo, y en vacaciones estás permanentemente pegada a él mandando WhatsApps y navegando en internet, puedes estar sufriendo algo que los expertos ya han bautizado como nomofobia.

Se trata de un miedo irracional a salir sin móvil de casa, algo que se agudiza y acrecienta con la llegada del verano. El temor a que no nos localicen y sobretodo la tentación de consultar las redes sociales de otros, subir fotos a las redes sociales o navegar por internet parecen sustituir a leer un buen libro, mirar el mar y disfrutar de su olor,  pasear o mantener una buena conversación. Justo lo contrario a un estupendo ejercicio anti estrés.

Tal y como recoge la revista Telva, seis de cada diez personas reconocen estar pendientes del teléfono y del correo electrónico en vacaciones. Y en el caso de los más jóvenes, el uso del móvil se multiplica por dos en vacaciones. Tal y como explica a la misma publicación Marisol Nieto, CEO de Co&Co Training, una empresa cuyo objetivo es la gestión del estrés, «no emplear correctamente el tiempo que tenemos para descansar y relajarnos puede tener consecuencias futuras sobre la salud física y mental«.

No son pocos los riesgos de estar permanentemente pegado al móvil, por ejemplo es más fácil sufrir estrés y ansiedad además de tener dificultades del sueño, ya que llevarlo con nosotros todo el día hace que hagamos un mayor uso nocturno del mismo.

En el caso de los jóvenes, «estos digitalizan cada vez más sus emociones y las comparten en las redes sociales«, según los expertos de esta empresa.

Móvil: cómo desconectar de él unos días

Hay pequeños gestos que puedes hacer para no depender del móvil todo el día y dejarlo apartado algunas horas.

  • Lo primero es tomar conciencia de que tienes cierta adicción al móvil y de que es necesario un descanso digital.
  • Consultar el tiempo de uso en tu dispositivo puede ayudarte a ser más consciente del uso que le estás dando al móvil.
  • Para ello decide usar sólo el móvil para algo que no sea llamar a determinadas horas al día por ejemplo un poco por la mañana y otro después de comer, por ejemplo. Al final del día es mejor no usarlo ya que la luz azul dificulta la producción  de melatonina, que nos hace dormir mejor.
  • Procura no llevarlo encima todo el día y en casa no lo tengas a la vista, meterlo en un cajón es una buena opción.
  • Desactiva las notificaciones, pon en silencio los chats, quita el sonido de los mensajes, conecta el modo avión.
  • Si eres muy activa en redes sociales. avisa a tus seguidores de que vas a estar desconectada durante unos días y no publiques nada.

MÁS SOBRE: