Noticia

Duerme más y mejor en verano con estos consejos

16/07/2021, a las 07:42


Con un calor sofocante conciliar el sueño puede ser, nunca mejor dicho, una auténtica pesadilla. Si a eso le sumamos estrés, problemas familiares o de salud, puede que conciliar el sueño sea una tarea complicada. La buena noticia es que hay algunos hábitos que puedes adquirir para dormir mejor y sobre todo tener mejor calidad de sueño.

Siesta y baño antes de dormir

 

Con la llegada de las vacaciones seguro que estás deseando recuperar la costumbre de la siesta. Pero para no alterar el ciclo de sueño nocturno y no tener dificultades para dormir, la siesta no debe durar más de veinte minutos.

Mujer toma el sol en la piscina

Si tienes piscina en tu casa o en tu lugar de vacaciones darte un baño antes de acostarte te ayudará a relajarte y a preparar tu organismo para dormir.

Procura no beber mucho antes de dormir y respira

Procura no ingerir muchos líquidos antes de dormir, esto evitará que tengas que levantarte para ir al baño en mitad de la noche. Además, hacer algunos ejercicios de respiración antes de dormir pueden ayudarte a relajarte después de un intenso día de playa, piscina y excursiones.

Prueba a tumbarte boca arriba con las manos en el abdomen e inspirar lentamente para soltar el aire poco a poco, llenando y vaciando completamente los pulmones.

Cena pronto, haz ejercicio y mantén tu móvil apagado

Un grupo de personas haciendo abdominales

Procura cenar al menos dos horas antes de dormir y que sea algo ligero y sin grasas. En verano es normal que cenemos más tarde debido a las horas de luz.

Además, procura acostarte siempre a la misma hora ya que la melatonina, la hormona que nos ayuda a dormir, se libera al menos tres horas más tarde en las personas con ciclos irregulares de sueño.

En general, en verano nos volvemos mucho más activos. Salimos a correr, caminar, nadamos en el mar o en la piscina. Hacer deporte te ayudará a liberar endorfinas, la hormona relacionada con el placer y el bienestar. Lo mejor es practicarlo por la mañana o al menos dejando dos horas entre el ejercicio y la hora de irnos a la cama.

También el verano puede ser un buen momento para desconectar de móvil y dejar de consultar redes sociales o televisión . Todo esto puede ayudarte a dormir mejor.

Mantén fresquita y sin mosquitos la habitación

Si en tu dormitorio hace mucho calor, puedes bajar la temperatura poniendo en marcha el aire acondicionado antes de acostarte, así cuando te acuestes estará fresquita. Un truco es poner un cuenco con hielo delante del ventilador, la sensación será mucho más agradable y el fresquito se mantendrá por mucho más tiempo.

Otro de los motivos que hacen que durmamos peor son los mosquitos, por su zumbido o por sus picotazos. Un buen repelente natural es medio limón y seis o siete clavos de olor pinchados en su pulpa. La otra opción es poner una mosquitera.

MÁS SOBRE:

Webs de PRISA

cerrar ventana