El radical cambio de imagen de Nina 20 años después

La artista sorprendía a todos, reapareciendo con el pelo corto y con canas

anamas

Nina fue la directora  de la academia de Operación Triunfo en su primera edición, de la que se cumplía el aniversario esta semana. Por este motivo, la artista reaparecía en televisión, concretamente en el programa de Televisión Española Cafè d’idees, dónde compartió charla con Gemma Nierga, que presenta el espacio y con la que recordaba anécdotas de aquella época.

Una reaparición eso sí para la que eligió con un look muy diferente al que acostumbraba llevar. Y es que la cantante ha cambiado su característica melena morena muy rizada por el pelo corto y con canas.

Algo que anunció ella misma hace tiempo  explicando que no había nada mejor que aceptarse y envejecer de manera natural. «Más que preocuparme me ocupo de llegar físicamente bien a la vejez. Cada vez me cuido más porque el cuerpo me pide que así lo haga. No tiene secreto: cuidar la alimentación, nadar cada día 45 minutos, caminar una hora diaria, dormir mucho y bien, y tomártelo todo con sentido del humor», afirmaba.

Nina, todo un referente en la academia

Instagram

En el programa se habló de lo que suponía en ese momento dirigir una academia televisiva cómo la de OT. No sólo se trataba de un tema de voz sino también de enseñarles a gestionar el éxito que se les venía encima, a unos chavales que hasta ese momento eran desconocidos para el gran público. Sin pretenderlo, Nina fue una especie de  madre para muchos de ellos  y en su mejor consejera.

Además Nina confesaba que no se esperaba el boom que tuvo la primera edición de Operación Triunfo y Gisela, ex concursante del programa, que también visitaba Cafè d’idees, reconocía su gran labor en el programa, «Nina fue un referente, un puntal y una maestra. Fuiste muy buena directora» reconocía.

Actualmente Nina trabaja cómo coach vocal en su propia academia, tal y cómo explica en su perfil en redes sociales,  «¡Te ayudo a liberar todo el potencial de tu voz!«, y de hecho por sus manos han pasado grandes profesionales, desde periodistas a actores cómo la misma Gemma Nierga  que recurrió a ella tras una intervención en las cuerdas vocales.

Un momento al que la periodista se enfrentaba escéptica, «Reconozco que acudí a Nina escéptica, pero desde el primer instante me di cuenta de que era capaz de transmitirme algo. No solo te da herramientas para poder hablar de una manera saludable, sino que te da herramientas para que puedas entender cómo funciona este instrumento que es la voz. Tiene el don de darte a cada instante lo que necesitas», explicaba.

La actriz Silvia Abril también trabajó su voz con ella, un momento del que hablaba así, «Cuando Nina llegó a mi vida yo estaba inmersa en la oscuridad, en una época de mucho trabajo y mucha exigencia vocal. Ella llegó para enseñarme lo conectada que está la voz a la emoción y al cerebro a la misma vez. Me enseñó lo importante que es la respiración y la forma física para nuestro músculo más importante que es el vocal. Su ayuda fue vital para superar el reto que me había autoimpuesto. Para mí fue luz». 

 

MÁS SOBRE: