Sí, se puede: mantén a raya la celulitis con estos alimentos

anamas

La celulitis tiene un claro componente hormonal que se agrava cuando llegamos a la menopausia haciendo que se acumule más grasa. Existen diferentes tipos de celulitis: fibrosa, blanda y edematosa, siendo esta última la más se nota exteriormente. Suele estar relacionada con trastornos circulatorios y con la retención de líquidos.

Si este verano no has conseguido acabar con la celulitis tranquila con un poco de constancia, fuerza de voluntad, ejercicio y una alimentación sana, el año que viene no tendrás ni un rastro de celulitis en tus piernas.

Te contamos cómo poner en marcha la dieta anti piel de naranja. Lo más eficaz sin duda es llevar un estilo de vida sana, una dieta equilibrada y algo de actividad física.

Celulitis, la importancia de prevenir

Para frenar la aparición de la celulitis es esencial prevenirla tomando alimentos con efecto drenante y diurético además de bajos en grasas y con fibra.

Aunque lo primero que debes hacer es beber agua porque nos ayuda a eliminar toxinas de forma natural y así evitarás acumular grasa.

Las frutas y verduras ricas en vitaminas y fibra ayudan, además de las «grasas buenas» presentes en el pescado azul o los frutos secos.

Recuerda que los grandes enemigos de la celulitis son los azúcares, las bebidas carbonatadas, los alimentos ultra procesados y el alcohol. No se trata de no consumirlos sino de hacerlo con cautela y prudencia.

Además hay algunos que pueden ayudarte a eliminarla o al menos a frenarla. Es el caso de las lentejas. Son ricas en proteínas, fibra y hierro, además tienen zinc y magnesio que evitan la acumulación de grasa y la transforman en músculo.

Infusiones cómo el té verde, diente de león o de ortiga tienen propiedades diuréticas y depurativas, y evitan la retención de líquidos que es una de las causas más frecuentes de la celulitis.

La cebolla es muy buena para la circulación de la sangre y reduce los niveles de azúcar en sangre, dos cosas que ayudan a atajar la celulitis.

La bollería industrial tiene alto contenido en azúcar refinada y grasas saturadas que favorecen la creación de tejido graso y el proceso inflamatorio, por lo tanto está prohibida. En todo caso de vez en cuando podemos tomar algún dulce casero.

Los embutidos tienen bastante grasa y sal por lo que, además de ser muy calóricos contribuyen a la retención de líquidos. Así que no te conviene tomarlos si estás intentando quitarte la celulitis.

Algo que tienes que intentar evitar también es el alcohol ya que provoca deshidratación a nivel celular, favorece la retención de líquidos y perjudica el sistema linfático. Además tiene muchas calorías vacías, es decir que engordan y no tienen nutrientes.

MÁS SOBRE: