El susto de Mercedes Milá a causa de su imprudencia

La periodista sufrió un accidente de bici

anamas

Mercedes Milá es uno de los rostros más conocidos de la televisión, a pesar de estar ahora algo más alejada de las pantallas, aunque por poco tiempo, ya que vuelve a la tele el próximo 13 de Octubre a las diez de la noche en #0, de Movistar+,  con un espacio de conversaciones con grandes personalidades a las que ya entrevistó hace décadas.

La periodista sigue muy activa en redes sociales, dónde tiene miles de seguidores con los que precisamente compartía el susto que ha tenido recientemente al tener un accidente en bici que le ha provocado una gran herida en la cabeza.

«Pues nada, que me he hecho un buen tajo en la cabeza (en mis ‘stories‘ tenéis toda la historia). Esto nos va a traer suerte seguro para el estreno de #MiláVsMilá. No tengo ninguna duda», escribía ella misma en una publicación que acompañaba de varias fotos de la herida sobre la que la veíamos ponerse hielo.

Milá compartía además imágenes más que realistas del momento en el que el médico le estaba cosiendo la herida, mientras explicaba «Hicimos los vídeos pensando que sería importante ponerlo aquí», ya que una leve irresponsabilidad fue el motivo del accidente.

 

Mercedes Milá, «cometí un error»

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mercedes Milá (@lametazo)


La presentadora quiso compartir estas imágenes con sus seguidores para explicarles que estaba así por haber cometido un error, «Estoy bien pero ayer tuve un pequeño incidente, vamos a decirlo así, con la bici y me hice un buen tajo en la cabeza, pero el médico me cosió», relataba y continuaba, «quiero que sepáis que cometí un error: quitarme el casco justo unos pasos antes de llegar a donde iba. La puerta de esa casa se abrió, salió un perro lobo enloquecido y se tiró contra mi bici, me tiró al suelo y me di con la cabeza en una piedra»

A su vez recomendaba no quitarse nunca el casco hasta estar segura en casa, «No hay que quitarse nunca el casco hasta que llegues a casa. Por suerte fue poco y tuve la suerte de que mi amigo Alberto Gil, que está en Menorca, me atendió, me cosió y aquí estoy», terminaba explicando.

 

MÁS SOBRE: