Un plus de sabor a tu tortilla con este truco de Arguiñano

Tan sencillo cómo añadir un chorrito de leche a los huevos batidos

anamas

La tortilla de patatas es uno de los platos más ricos y fáciles de preparar de la cocina española. Se elabora muy fácilmente y te resuelve cenas en un momento. Pero ¿sabes cómo conseguir un toque más sabroso en tu tortilla de patata?. El truco lo tiene Arguiñano.

Esta es la recomendación de Arguiñano para que quede una tortilla espectacular es batir los huevos con un poco de leche si queremos que quede más jugosa. Después añadir patatas, cebolla, pimiento y mezclar bien.

Vertimos la mezcla sobre la sartén con un poco de aceite y la cocinamos primero a fuego vivo y después un poco más suave hasta que se cuaje el huevo por la parte de abajo. Dándole la vuelta para que se haga por ambos lados.

Un plus de sabor a tu tortilla con este truco de Arguiñano

Otro toque que le da Arguiñano es añadirle pimiento, tal y cómo comentaba en su programa, “Yo le pongo muchas veces pimiento verde. Si no os gusta no se lo pongáis, pero para mí le da un puntito a la tortilla de patatas. Y cebolla le he puesto una cebolleta, si le queréis poner más, ponedle”.

Además de asegurar que es del equipo de la cebolla,  “Yo creo que las tortillas más ricas son las que llevan cebolla, yo creo que sí”. “También salen muy ricas hechas con chalotas, que le dan un punto de dulce interesante, pero también la cebolla normal”, explicaba.

Si te encanta la tortilla pero no sueles comerla por no engordar, recuerda que puedes elaborar una tortilla que tenga casi el mismo sabor pero la cuarta parte de calorías que una tortilla convencional.

El principal truco es no freír las patatas cómo en la tortilla tradicional, en aceite, así nos evitaremos toda la grasa. En lugar de freírlas hervimos las patatas en agua, con esto al utilizar mucho menos aceite la digerirás mucho mejor. El sabor no es el mismo que si freímos la patata pero la diferencia de calorías compensa.

Debes hacer las patatas en el microondas durante nueve minutos a 750W, con aceite y sal y cubiertas con film transparente al que pincharás por encima para dejar que salga el vapor, eso si en un recipiente para microondas.

Pasado ese tiempo estarán blanditas, si crees que necesitan más tiempo vuelve a meterlas unos minutos. Sácalas y quítales el film transparente.

MÁS SOBRE: