¿Te sientes triste o con ansiedad? Quizá comes demasiados procesados

Este tipo de alimentos contiene un exceso de grasas y aditivos que pueden afectar negativamente al sistema nervioso

Ana Más

Si te sientes últimamente más decáido o con más ansiedad y no encuentras un por qué puede que la razón sea que estás consumiendo demasiados alimentos ultraprocesados. Y es que este tipo de alimentos contienen un exceso de grasas y aditivos que pueden afectar negativamente al sistema nervioso, además de no aportarnos nada nutricionalmente. Así que si te sientes triste o con ansiedad puede que comas demasiados procesados.

Contienen muchas calorías y muy pocos nutrientes algo que afecta negativamente a nuestra salud física y mental.Y es que es fácil caer en la tentación de consumirlos porque son baratos, se preparan fácilmente e incluso algunos están listos para comer.

Un truco para saber si un alimento es ultraprocesado o no es comprobar qué ingredientes tiene, suelen llevar más de cinco distintos y entre ellos suelen estar los azúcares, las harinas refinadas, los aceites vegetales refinados, los aditivos o la sal. Además de llevar un montón de aditivos, saborizantes, colorantes, etc…


¿Tienes mucha ansiedad? a lo mejor comes demasiados procesados

Cereales en el súper

Estados Unidos se lleva la palma en el consumo de este tipo de alimentos y precisamente en la Universidad Atlántica de Florida se realizó un estudio del que habla la revista sabervivir.com, «que analizaba los casos de 10.359 adultos mayores de 18 años y ha comprobado que aquellos que consumían más alimentos ultraprocesados tenían más días de peor salud mental con síntomas de ansiedad, tristeza, decaimiento y depresión leve. Los autores del estudio aseguran que estos datos son extrapolables a otros países occidentales donde también se consumen ultraproceados.»

Y es que además del alto contenido en azúcares añadidos, grasas saturadas y sal, los alimentos ultraprocesados son bajos en proteínas, fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos, todo ello hace que la microbiota intestinal se altere y esta es la que precisamente evita el paso de sustancias dañinas a la sangre que aumentan la «inflamación de bajo grado», que mantenida en el tiempo tiene muy malas consecuencias para la salud.

Tal y como explica el mismo medio, «Las bacterias intestinales se comunican con el cerebro a través de metabolitos, es decir, de sustancias que generan y que viajan a través de la sangre hasta llegar a los receptores objetivos. Sustancias como el ácido butírico son producidas por ellas y tienen relación con el estado de ánimo.»

Por eso para mantener una microbiota saludable que produzca esos metabolitos debemos tomar una dieta rica en prebióticos que son el «alimento» de las bacterias buenas del intestino y se encuentran en frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.

 

MÁS SOBRE: