Si te da «bajón» el cambio de hora, una correcta iluminación de tu casa ayudará a levantar el ánimo

La luz tanto natural como artificial pueden influir en nuestro humor

Ana Más

¿Sabes que una buena iluminación e tu hogar puede ayudarte a mejorar el estado de ánimo?, la luz influye mucho más de lo que pensamos en nuestro estado de ánimo y si no que se lo pregunten a los países nórdicos. Y es que si sabemos utilizarla, la luz puede incluso predisponernos para un buen descanso.

Con el reciente cambio de hora disponemos de menos horas de sol al día y eso a muchas personas les ocasiona cierta tristeza, por eso, para evitar la tristeza es muy importante crear en nuestro hogar ambientes llenos de luz. Para ello tal y como explican desde uppers.es ,  «No se trata de poner muchos watios, sino de hacer’islas de luz’ donde se necesitan.» Además hablan incluso de una tendencia danesa que consigue que las casas sean todo un remanso de paz. el hygge.

Tal y como explican desde el blog.lamparas.es, «nuestro hogar necesita recibir toda la luz natural posible. La luz natural es importante ya que el cuerpo humano se acostumbra a estar más relajado o activo en función de la luz que percibe. Por lo que intentar que la luz sea lo más natural posible es una prioridad.»


Una iluminacion para cada espacio

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Hygge Home (@hyggehome)


No obstante si no tenemos más remedio que iluminar con luz artificial hay algunas cosas que pueden servirnos a la hora de hacerlo:

  • En todas las habitaciones debemos tener al menos una luz de techo, incluyendo recibidor y pasillos, ya que como explican desde el mismo blog, «necesitas tener un interruptor que llene de luz la estancia para esos momentos del día en los que la luz natural no sirve o estancias donde la luz natural no llega».
  • Pero además debemos contar con una iluminación extra en cada habitación, una lámpara de pie o sobremesa que sólo encenderemos puntualmente y que además decorarán la estancia.
  • Por regla general las lámparas tienen tres tonos o colores y cada uno afecta a nuestro estado de ánimo, la luz cálida que es acogedora, la luz neutra similar a la del sol, la luz fría para momentos de concentración.
  • El salón es generalmente lo que primero ves al entrar en casa, de ahi la importancia de una buena iluminación, debes iluminar las esquinas oscuras con lámparas de mesa para evitar que la habitación parezca más pequeña. Procura poner una iluminación cálida y descendente e incluso algunas velas bien situadas en él.
  • Desde uppers.es explican además qeu por lo general las lámparas de techo,  hacen que las estancias parezcan más frías, por el contrario conseguiremos un efecto mucho más cálido  con lámparas bajas que iluminen desde abajo con tonalidades cálidas.
  • En el baño es esencial tener una luz que refleje los colores tal y como son o lo que es igual hacernos con bombillas que reproduzcan lo más fielmente posiblela luz natural.
  • En las habitaciones debemos combinar una lámpara de techo para cuando precisemos una iluminación mejor  y dos lamparitas en las mesillas d enoche para crear un ambiente de relajación a la hora de dormir.
  • Por último en la habitación que utilices para trabajar, como despacho, explican que lo importante es conseguir un nivel de iluminación alto más que crear un ambiente acogedor, para ello debemos comprobar queno haya diferencia entre el brillo de nuestro ordenador y el resto de la habitación, ya que esto puede ocasionar vista cansada. Podemos tener alguna luz ascendente y un foco dirigido al escritorio.

 

MÁS SOBRE: