Lo que no enseñan las cámaras sobre el consumo de alcohol en La Isla de las tentaciones

"Nos lo ponían en la cocina porque no se puede mostrar en televisión", ha explicado un ex concursante

Ana Más

La semana pasada se estrenaba una nueva edición de La isla de las tentaciones, una edición que vuelve a presentar por Sandra Barneda y que llega acompañado de un debate que se emite los lunes por la noche en Cuatro y también presenta la periodista.

El programa no ha estado exento de polémica desde su estreno, primero fue la expulsión de uno de los solteros y ahora es el alcohol y el uso que se hace en el mismo en las fiestas de los participantes, lo que está en el punto de mira.

Diego, uno de los concursantes de la tercera edición, más  conocido como James Lover, ha sido quién ha explicado el uso que se hace del alcohol dentro de las villas de los solteros y solteras.


Así es el consumo de alcohol en la Isla de las tentaciones


Lo ha hecho a través de su Tiktok, dónde uno de sus seguidores le ha hecho la siguiente pregunta, «¿Cuánto alcohol os daban?», él ha explicado que había, «Barra libre, pero con control. Cuando alguien se veía que iba muy afectado, se le cortaba y no le daban más».

Además Diego detallaba alguna situación vivida en esas fiestas, concretamente algún momento en el que perdían el control y acababan siendo infieles a sus parejas con los tentadores. Tal y cómo recoge El confidencial, Diego detallaba que, «Era muy gracioso porque el alcohol, me estoy acordando, me trae muy buenos recuerdos… Nos lo ponían en la cocina porque no se puede mostrar en televisión, digamos. En la cocina estaban sirviéndotelo y demás.Te llaman y te dicen ‘Diego ven, recárgate esto’. Normalmente, eran ellos los que te llamaban, ‘Diego, ven a recargarte la copa o toma un chupito’, para que no se viese».

Y añadía, «Por ejemplo, Manuel iba siempre él allí. No hacía falta que le llamasen, iba siempre él. A veces tocaba la puerta y no le abrían, en plan ‘joe, ya está este aquí y tal».

El joven terminaba justificándose, «Al final estábamos ahí pasándolo bien, somos jóvenes, nos divertimos y bueno, todo el mundo toma alcohol de fiesta, pero siempre con moderación. Cuando ibas demasiado contento, te cortaban».

 

MÁS SOBRE: