Una chica tumbada en la cama y arropada con mantas.

La regla de los 10 segundos para combatir el sueño y que evitará que remolonees en la cama

Salir de la cama a veces cuesta, especialmente, los días más fríos

Teresa Moreno

¿Eres de las que pospone la alarma una y otra vez? ¿Te cuesta levantarte de la cama? A veces salir de la cama puede convertirse en una tarea imposible, sobre todo, los meses de frío, ya que nos gusta remolonear en la misma y disfrutar del calor que emanan las sábanas y el edredón. Si esto ha hecho que llegases tarde a trabajar o incluso algún encuentro con tus amigos o familiares y te gustaría que no volviera a pasar, el experto en sueño Martin Seeley cuenta con la solución ideal para que no se repita.  

Según el especialista hay una regla de los 10 segundos que ayuda a salir de la cama, sin probabilidad de que vuelvas a entrar de ella de nuevo. Tal y como ha compartido en The Mirror, la clave reside en salir de la cama levantarte 10 segundos después de que suene la alarma. No vale posponerla y hacer trampas. Además, Seeley nos invita a abandonar el cuarto para no tener la tentación de volver a entrar y seguir durmiendo. Es cierto, sí. El riesgo de querer volver a hacerte un ovillo entre las sábanas y las mantas es alto, pero ahora con esta nueva fórmula es posible que te resulte más fácil.  

A aquellos a los que les cuesta desperezarse por la mañana no les atraerá mucho esta idea, pero seguramente sea la fórmula perfecta para combatir la procrastinación. Nada más levantarte puedes ir al baño o a la cocina para prepararte el desayuno, el caso es salir lo antes posible de la cama y la habitación, tal y como afirma el experto.  


Una ducha, el mejor aliado para salir de la cama

Para evitar que la temperatura corporal se pierda, es interesante que te arropes con alguna prenda cálida antes de salir: “Lo peor que podemos hacer cuando nos despertamos con frío es acostarnos en la cama y fijarnos en la temperatura que hace y las ganas que tenemos de quedarnos en la misma. Esto a menudo puede hacernos sentir aún peor y desmotivados a la hora de afrontar el día”. 

El experto recomienda ir directo a la ducha para disfrutar del agua caliente, ya que esto nos ayudará a regular la temperatura corporal y a afrontar una nueva jornada, sin pensar en que nos estamos muriendo de sueño. “Si tienes problemas para despertarte a la hora acordada, la forma más rápida de solucionarlo es darse una ducha caliente, antes que nada. La ducha hace que la sangre fluya y se caliente”, ha explicado. 

Retrasar el despertador

Si eres de esas personas que retrasa una vez tras otra el despertador, déjanos decirte que no estás solo. Según un estudio de la Universidad de Notre dame, alrededor del 57% de la población decide quedarse disfrutando de cinco minutitos más de descanso en la cama.

En consonancia, un equipo del programa Body Positive de la BBC del Reino Unido llevó a cabo una encuesta a diversos usuarios, de la que se ha extrajo que el 46% de las personas reconocían no levantarse de la cama cuando sonaba la alarma por primera vez y que acababan posponiéndola hasta en varias ocasiones.  

Las respuestas que hay detrás de todos estos estudios y que muy bien refleja Seeley en su investigación es que las personas están muy cansadas y cualquier momento les parece bueno para dar rienda suelta a este placer y/o necesidad. 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO