Ucrania guerra y refugiados

La solidaridad que nace del conflicto en Ucrania, en Estamos Buenos

Saray Esteso nos trae las noticias más esperanzadoras: una pedida de mano en medio de la guerra o taxistas que acuden con ayuda

Raúl Vázquez Fernández

Llevamos semanas en que la actualidad la está copando una tragedia en Europa: la fuera en Ucrania. No obstante, además de todo lo negativo que engloba un suceso como este, también nos encontramos esperanza en el ser humano.

En la sección Estamos Buenos, Saray Esteso nos ha traído buenas noticias a Atrévete para arrojar un poco de luz en medio del conflicto bélico. En primer lugar, recordamos la historia de Alex Hook, el soldado ucraniano que hace vídeos en TikTok para que los vea su hija de cinco años.

Ahora, otro soldado del país ucraniano protagoniza una historia que nos ha emocionado. Junto a otros compañeros, detuvo un coche fingiendo un control de pasajeros. Llevaba casco, la cara tapada y, cuando una de las mujeres que iban a bordo estaba a punto de ser cacheada, sucedió lo inesperado y precioso: se giró, vio que aquel hombre era su novio y se arrodilló, sacó un anillo y le pidió matrimonio.


El grupo de taxistas que se dirige a Ucrania con ayuda

Otra de las buenas noticias que nos contó Saray estuvo protagonizada por el sector del taxi. Y es que un convoy de taxistas, de 20 vehículos en Madrid, van a partir a Ucrania entre hoy y mañana. En concreto, se dirigen a la frontera con Polonia, con ayuda, víveres, productos sanitarios… y esperan traer a España entre 80 y 100 personas.

No es la única acción que hemos visto en este mismo contexto. Nuestro oyente Carlos Hernández nos ha enviado una nota de voz contándonos la iniciativa de un gaditano que vive en Madrid y ha decidido hacer los mismo: convertir las palabras en acciones.

Todo empezó por en un grupo de WhatsApp, donde él y sus amigos hablaban y buscaban cómo ayudar en esta tragedia. Uno de ellos se cansó de hablar y decidió, como decimos, pasar a la acción. Este es el mensaje que mandó su amigo Javier Vázquez: “Quiero informaros de que me marcho a la frontera con Ucrania con el coche cargado de ayuda humanitaria y con la intención de traerme hasta seis personas que quieran venir a Madrid”.

Dice Carlos que “esta maravillosa aventura nos tiene sorprendidos y alucinados”. Nosotros, tras escuchar sus palabras, nos quedamos igual en pleno directo. Un testimonio emocionante que inspirará a muchos en estos tiempos tan difíciles.