Lara Álvarez

Lara Álvarez se pone seria tras la primera bronca en Supervivientes: «El culo raspado ha merecido la pena»

Desy se enfada con la presentadora que acude a calmar los ánimos

Nuria Serena

Las risas de Jorge Javier Vázquez que contemplaba la imagen desde el plató lo decían todo. Una Desy enfadada por cómo se había desarrollado la primera prueba obligaba a Lara Álvarez a frenar el concurso y a acercarse para intentar calmar los ánimos.

Supervivientes 2022 nos dio ayer la imagen icónica de la edición de este año –el salto al vacío de Anabel Pantoja- y la primera bronca entre los concursantes tras una prueba: Desy y Anuar Beno.

Lara Álvarez, que cuenta ya con muchas horas de vuelo, decidió cortar por lo sano y despejar toda duda invitando a los supervivientes a reflexionar: «¿Sabemos dónde estamos?»


 

Lara Álvarez, cabreada en el primer programa de Supervivientes

Tras la primera noche en Cayo Cochinos muchos concursantes acusaban sueño. Habían dormido poco y eso les afectó al carácter. Quizá fuera la explicación del enfado entre Desy y Anuar Beno. Este último le acusó de haber hecho trampas en los juegos de barro. Y claro está, el lio estaba asegurado.

«Habéis conseguido lo que no quería hacer» interrumpió Lara Álvarez para cortar en seco el enfrentamiento. Y después de arrojarles un «Pero sabemos dónde estamos?» interrumpió la marcha del concurso para acercarse a Desy e intentar que entrara en razón.

 

Después la presentadora solicitó a la dirección de Supervivientes que comprobara si la tablilla había sido dejada fuera adrede por Desy para después encontrarla más fácilmente«Desy, te preguntó a ti directamente: ¿de dónde has cogido la tablilla? le interrogó Lara.

Pero la respuesta no logró convencer a Anuar Beno que continuaba acusando a Desy de hacer trampas.

El estreno de Supervivientes alcanzó una audiencia excelente: casi un 22% de cuota de pantalla y 2.308.000 espectadores.

También las redes sociales bulleron con las andanzas de los concursantes de este año que demuestran competitividad, intensidad, ganas y un carácter difícil de manejar.

MÁS SOBRE: