Leiva

Leiva y Natalia Lacunza – Premio de consolación, videoclip y letra

Una de las canciones más exquisitas y elegantes de Cuando te muerdes el labio

Redacción Cadena Dial
Archivado en: Leiva  •  

La fascinante colaboración entre Leiva y Natalia Lacunza lleva por título Premio de consolación y acabamos de conocer su videoclip.

Remolinos de ropa, hielo en las sábanas… Con un pie en el desaire y otro en el deseo contenido, Leiva entrega “Premio de consolación, una de las canciones más exquisitas y elegantes de Cuando te muerdes el labio, donde le acompaña la musa iruñesa del pop alternativo Natalia Lacunza.

La canción es una delicatesen que camina con un ritmo sibarita que tiene tanto de sutil como de juguetón rayano en lo sensual.


Entre tanto, las estrofas desgranan el anverso y el reverso de una relación que certifica el siempre incierto honor de merecer el premio de consolación. Convocando anhelos profundos y horizontes desdibujados, Leiva y Natalia protagonizan un aromático y tentador tête-à-tête.

Leiva, una nueva entrega de Cuando te muerdes el labio

“Premio de consolación” tiene un largo recorrido compositivo, que encontró su cauce definitivo cuando Leiva sumó a sus estrofas el estribillo que originalmente había escrito para un tema que se titulaba “La magia de lo químico”.

El aldabonazo final se haya en el contrapunto de la voz de Natalia, artista a la que seguía la pista y conoció en el mismo estudio de grabación, detalle que lo diferencia de la mayor parte de colaboraciones del álbum, en el que Leiva ya había mantenido contacto previo con casi cada una de las 14 compañeras que intervienen en Cuando te muerdes el labio.

El videoclip de “Premio de consolación” fue grabado en el Real Casino de Madrid, convirtiendo este hito de la arquitectura de la ciudad que data de principios siglo pasado en un sala de baile donde los dos meditabundos artistas recrean el tema tanto en reflexiva y desamparada soledad como en una pista confidente de su danza maldita.

De la dirección se ha encargado Claudia Barral, habitual de los videos de Leiva que ya ha firmado con anterioridad “Infinitos”, “Con el pañuelo en los ojos”, “Stranger things” y “Blancos fáciles”.

El tema fue grabado en Madrid por Carlos Raya, el productor de referencia de Leiva que ya se hizo cargo de sus cuatro discos anteriores, posteriormente “Premio de consolación” fue masterizada, junto al resto del disco, por el acreditado Stephen Marcussen (Tom Petty, Red Hot Chilli Peppers, Nirvana, Prince, The Rolling Stones, Leonard Cohen, Beck, etc.) en Hollywood, California.

Al lanzamiento de Cuando te muerdes el labio, que fue Disco de Oro en sus primeras semanas en la calle, le ha seguido la gira del mismo nombre que tiene a Leiva y su Leiband embarcados en un tour que está resultando unos de los más sonados, seguidos y comentados de su amplia carrera, deslumbrante y épico espectáculo de rock comandado por un Leiva henchido de magnetismo que demuestra concierto a concierto porqué está en un momento cumbre de su historia en un irrepetible ejercicio de energía, comunión y complicidad con su público.

Letra

Peor para ti
Que te quedas sin nuestra agonía
Sin nuestro escuálido balcón
Dónde adivinábamos los pájaros
Peor para ti
Que ya no se te acelera casi el corazón
Que te has quitado el lexatin
Y separas vidrio de los plásticos
Vino y prozac
Remolinos de ropa
Hielo en las sábanas
Las sábanas
Tú que lo llevas bien
Si puedes sálvate
Aún estás a tiempo
Supe que eras una ensoñación
Me habías mal acostumbrado
Puede que mañana estemos oxidados
Con el premio de consolación
Temblando en nuestras manos
Eternos y atrapados
Pero nunca, nunca libres eso no
Eso no
Peor para ti
Que ya no te queda ni una estúpida razón
Que has aprendido a convivir
Con tus dramas y tus puntos álgidos
Tú que lo llevas bien
Si puedes sálvate
Aún estás a tiempo
Supe que eras una ensoñación
Me habías mal acostumbrado
Puede que mañana estemos oxidados
Con el premio de consolación
Temblando en nuestras manos
Eternos y atrapados
Pero nunca, nunca libres eso no
Eso no
Je t’aime
Avec mes états d’âmes
Qui sont nombreux
Et mes changements d’humeurs continuels
Pour ce que tu sais déjà
Le temps, la vie, la mort
Je t’aime
Avec ce monde que je ne comprends pas
Avec ces gens qui ne saisissent rien
Avec l’ambivalence de mon âme
Avec l’incohérence de mes actes
Avec la fatalité du destin
Avec la conspiration du désir
Vino y prozac
Remolinos de ropa
Hielo en las sábanas
Las sábanas

MÁS SOBRE: