Madres paralelas y otras películas de Almodóvar llegan a Netflix en febrero

El día 18 se estrena en la plataforma el último filme del director manchego

Nuria Serena

Madres paralelas, el último filme de Pedro Almodóvar llega a Netflix el próximo 18 de febrero.

Pero no será la única cinta del célebre director que la plataforma incluya en el catálogo. Clásicos reverenciados del director y guionista como ¿Qué he hecho yo para merecer esto? y Entre tinieblas podrán disfrutarse a partir de la segunda quincena del mes.

Otras películas que formarán parte de la oferta de Netflix son: Mujeres al borde de un ataque de nervios, La mala educación, Carne trémula, La flor de mi secreto, La Ley del deseo, Kika, Tacones lejanos y Volver.


Madres paralelas estreno en Netflix

Con guion y dirección de Pedro Almodóvar y música de Alberto Iglesias, Madres paralelas cuenta con un elenco importante de intérpretes, encabezado por Penélope Cruz: Milena Smit, Israel Elejalde, Aitana Sánchez-Gijón, Rossy de Palma, Julieta Serrano, Adelfa Calvo, Ainhoa Santamaría, Daniela Santiago, Julio Manrique, Inma Ochoa, Trinidad Iglesias, Carmen Flores e, incluso la atleta, Ana Peleteiro.

Madres Paralelas trata el tema de la maternidad a través de la historia de dos mujeres que coinciden en una habitación de hospital donde van a dar a luz.

Ambas son solteras y su embarazo ha sido accidental. Ninguna lo buscaba pero su reacción ante la situación es absolutamente opuesta: Janis, de una edad considerable, no se arrepiente y está muy feliz. La otra, Ana, una adolescente, está asustada, arrepentida y traumatizada.

Janis intenta animarla mientras pasean por los pasillos del hospital. Las pocas palabras que intercambien en esas horas crearán un vínculo muy estrecho entre las dos. Pero como en toda película de Almodóvar, esa historia que se relata en la superficie conlleva una intrahistoria complicada, repleta de casualidades y que es determinante en la vida de las dos protagonistas.

Aunque en España Madres paralelas fue junto con Julieta (2016), el peor estreno de Almodóvar desde 1989 y apenas rebasó los 2,5 millones de euros de taquilla, en Francia y Estados Unidos, recibió “las mejores críticas” de su carrera