Mejora la nutrición de tus hijos con estos 7 consejos

Hay algunos hábitos que puedes incorporar para que tus niños coman bien desde bien pequeñitos

anamas

Es muy importante que los padres tomemos conciencia de la importancia de llevar una alimentación equilibrada desde los primeros meses de vida de nuestros hijos.

A veces nuestro acelerado ritmo de vida hace que no pongamos la atención necesaria en la alimentación de los más pequeños y acabemos dándoles alimentos procesados o no demasiado sanos. Por eso es tan importante que los padres tengamos una buena educación en este sentido y les proporcionemos una alimentación equilibrada.

Comienza por hacer cinco comidas diarias, esta es la mejor manera de conseguir un aporte nutricional saludable. Los niños no deben salir de casa sin desayunar, ni obviar la merienda y tampoco irse a la cama sólo con un vaso de leche.

Mejora la nutrición de tus hijos con estos consejos

Algunas otras cosas que pueden servirte a la hora de planificar los menús de tus niños son estas:

  1. vigila el tamaño de las raciones y procura que estén en consonancia con ella altura, el peso, el sexo y la actividad física que hacen los pequeños. Ten muy presente que son niños y no pueden comer lo mismo que un adulto.
  2. no abuses de cremas y purés en los bebes, alrededor de un año deben empezar a masticar comida blandita y a triturarla con las encías adquiriendo así la destreza para el desarrollo dental.
  3. ten cuidado con la sal, ten en cuenta que a veces está oculta en los alimentos procesados (embutidos, conservas e incluso chucherías, bollería y dulces)
  4. el agua debe ser la bebida que tomen habitualmente, los refrescos deben tomarse de manera ocasional
  5. si son un poco mayores implícales en la preparación de las comidas, en que pongan la mesa y que te acompañen a la compra. Eso les hará ir adquiriendo buenos hábitos y conociendo las propiedades de los alimentos.
  6. Si tienen hambre entre horas la mejor opción es tomar fruta, frutos secos, tomatitos cherry o gajos de mandarina. Se trata de opciones mucho más saludables que los snacks y chucherías.
  7.  Combina diferentes alimentos, preparaciones y texturas , esto hará que no se aburran a la hora de comer. Puedes mezclar verduras de colores diferentes en el mismo plato, probar arroces y cereales distintos o frutas menos conocidas.