Leiva

¿Quién es Gabriela Hearst, la diseñadora apasionada por Leiva?

Kate Middleton y Eugenia de York visten sus prendas

Nuria Serena
Archivado en: Joaquín Sabina  •   Leiva  •  

Gabriela Hearst es la directora creativa de la marca Chloé. Sus diseños son el mejor reflejo del empoderamiento de la mujer del siglo XXI. Y siente pasión por Leiva.

Prendas que ocupan los armarios de algunas de las mujeres más admiradas y con la mejor de las proyecciones internacionales como Alexandria Ocasio Cortez, Kate Middleton o Eugenia de York.

Su último desfile en Nueva York, la colección otoño-invierno 2023, ha sido muy especial. No solo porque es su primera incursión en la moda masculina sino porque un músico español lo ha vestido sonoramente.


Hablamos de Leiva al que Gabriela Hearst admira desde hace tiempo y al que descubrió en un tema producido por Joaquín Sabina

Leiva, la banda sonora de la alta costura

Gabriela Hearst quedó prendada de la voz de Leiva al escucharle en ‘Lo niego todo’, tema producido por «el hombre del traje gris» y que fue precisamente quién animó a la diseñadora a ponerse en contacto con el de Alameda de Osuna.

De este contacto surgió una amistad y posteriormente una colaboración y no solamente musical.

Leiva se ha estrenado como modelo en la primera colección de moda masculina de Hearst y, además, ha tocado en la apertura de la primera tienda física de la marca en la Gran Manzana.

Su tema ‘Diazepam’, a dúo con Natalia Lafourcade, sirvió de banda sonara del desfile.

 

Diazepam, letra

Cuando despierto y el agua me cubre hasta la mitad
Me vuelvo a dormir
Y descubro que sigo abrazado a la nada
Tengo un instante de calma y un billete a la capital
Te podrías apuntar
Me he quedado pensando a los pies de la cama
Si me observaras por un agujerito, te darías la vuelta
Pero eso nunca pasa
Me imaginas abriendo las alas
Mareando detrás de los brazos de alguna cualquiera
Yo había venido a salvarte
Tú no necesitas que nadie te salve
Ya no había nadie al volante
Solo necesito un plan
Y aullar, aullar toda la noche
Aullar, aullar toda la noche
Hasta que me quede sin voz
Voy galopando, por dentro, a toda velocidad
Se acabó el Diazepam
Y he pedido por Glovo Peaky Blinders entera
Si me miraras por un agujerito, morirías de pena
Pero eso nunca pasa
Me imaginas abriendo las alas
Mareando detrás de los brazos de alguna cualquiera
Yo había venido a salvarte
Tú no necesitas que nadie te salve
Ya no había nadie al volante
Solo necesito un plan
Y aullar, aullar toda la noche
Aullar, aullar toda la noche
Aullar, aullar toda la noche
Hasta que me quede sin voz
Hasta que me quede sin voz, sin voz

 

MÁS SOBRE: