La importante reflexión de los maestros ante el comienzo de curso que se ha hecho viral

Padres y madres la han compartido masivamente en redes sociales

Ana Más

Este miércoles ha comenzado el curso escolar, un momento especial no solo para los padres y los niños, sino también para los maestros y son ellos precisamente los que está compartiendo en redes un texto que ya se ha convertido en viral y que está dedicado precisamente a las familias.

«En septiembre se inician las clases y te quiero pedir un favor, siéntate con tus hijos e hijas 5 minutos y explícale que no es motivo de burla ser muy alto, bajito, gordito, flaquito, negrito o blanquito.», así comienza el texto, pidiendo cinco minutos de reflexión a los padres para explicarles a sus hijos algo esencial.

Y continúa, «Que no tiene nada de malo llevar los mismos zapatos o deportivas todos los días. Explícale que una mochila usada o rota carga los mismos sueños que una de carrito o de algún personaje. Enséñale, por favor, que no excluya a nadie por «ser diferente» o no tener las mismas posibilidades que ellos tienen. Explícale que las burlas duelen y que a la escuela se va a aprender no a competir, no a criticar, no a humillar. Explícales que ellos y sus compañeros valen lo mismo.»


La reflexión de los maestros que se ha hecho viral

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Blogdelmaestro (@blogdelmaestro)


Y es que según un  estudio realizado por  la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras entre enero 2021 y febrero de 2022, «los casos de Bullying en ESPAÑA continúan en aumento, donde 7 de cada 10 niños sufren todos los días algún de tipo de acoso y ciberacoso.»

Desde la Asociación española para la prevención del acoso explican algunas pautas para prevenir el acoso escolar en los niños:

  • Observar si hay señales que puedan alertarnos sobre ello, como» disminución del rendimiento escolar, pérdida o sustracción de material escolar, repentinos cambios de humor, temor a ir al colegio, insomnio, lesiones físicas, etc…»
  • Fomentar en nuestros hijos la confianza para que puedan comentarnos cualquier problema que tengan
  • Dedicarles tiempo de calidad e interesarnos por cómo les ha ido en el colegio
  • Ponerles límites en su comportamiento en el día a día y asignarles tareas para que vayan adquiriendo responsabilidad y autoestima
  • Enseñarles a a mostrar sus sentimientos sin temor y a expresarse de una manera asertiva, que es el punto intermedio entre la pasividad y la agresividad.