ahorrar

Trucos para ahorrar gasolina al conducir

Con el combustible por las nubes cualquier idea para no gastar tanto es bienvenida

Lucía Puig

Llenar el depósito de gasolina es hoy carísimo. Con el contexto actual de precios elevados como consecuencia de la crisis energética unida a la guerra iniciada por Rusia en Ucrania cualquier iniciativa que permita ahorrar unos céntimos por litro es bienvenida.

En estos días de Semana Santa son muchas las personas que harán viajes fuera de su comunidad autónoma. Unos harán desplazamientos cortos para visitar localidades cercanas, otros se irán hasta la playa para darse el primer baño o tomar el sol en cualquiera de las playas del litoral español.

En estos viajes se suele utilizar más el coche privado por encima del avión o tren. Dados los precios del combustible y para que no resulte tan caro el viaje os dejamos unas recomendaciones sobre cómo conducir que pueden aliviar el gasto.


La velocidad

 

Mantén una velocidad constante. Una de las peores formas de conducir y que producen más gasto de gasolina es ir a diferentes velocidades pasando sin motivo de ir rápido a lento. A no ser que sea por motivo de la circulación, lo mejor es que la velocidad sea lo menos variable posible. Si dejamos de presionar el pedal y que el coche se desplace por su propia inercia se puede llegar a ahorrar hasta medio litro. En autopistas es donde es más fácil controlar la velocidad. Si en autopista bajamos la velocidad unos 10 km por hora, el ahorro puede alcanzar los 0,3/0,4 litros por 100 kilómetros.

Uso del freno

 

Deja que sea el freno motor el que vaya parando el coche. Es mejor que pisar el freno de repente. En caso de que se pueda, levanta el pie del acelerador y deja que el coche vaya perdiendo velocidad. Aunque no afecte al consumo revisa el líquido de frenos porque si afecta a la seguridad.

Mantenimiento del coche

 

Comprueba antes de salir los filtros, ruedas y aceite. Si el coche está en buen estado tendremos una conducción más segura y eficiente. Así, por ejemplo, debes recordar que los neumáticos deben ir hinchados a la presión indicada por el fabricante y según las condiciones climatológicas. Llevar la presión no adecuada puede incrementar el gasto de gasolina. Si no recuerdas que presión deben tener las ruedas puedes verlo en las propias estaciones de servicio o en la puerta de tu propio vehículo. El cambio de aceite antes de viajar puede suponerte un ahorro a la larga. En caso de no cambiarlo cuando toca puedes enfrentarte al paso por el taller por averías en el motor o en el propulsor. El filtro del aire también debe estar limpio para no consumir de más.

Ordena el maletero y ahorra combustible

 

Aunque sea difícil no llenes el maletero hasta arriba. Intenta que el equipaje para tu viaje sea lo que necesitas. Si tu maletero va hasta arriba eso hará que el vehículo tenga que trasladar más peso y por lo tanto consumirá más. Seguro que hay algo de lo que puedes prescindir o algún trasto que llevas en el maletero sin saberlo. Más que cuestión de espacio es cuestión de peso.

Cuidado con la calefacción el aire acondicionado

 

Hay que usar estos sistemas cuando sea necesario y no se recomienda que, nada más encender el motor pongamos en funcionamiento el aire por ejemplo. Ambos sistemas necesitan que el motor esté en funcionamiento porque necesitan que la mecánica esté en marcha. Hablamos de esperar unos minutos, no es mucho tiempo. De lo contrario lo único que haremos es mover el aire y generar un gasto y consumo innecesario.

Esperamos que con estos consejos y buscando también alguna gasolinera dónde el combustible esté más barato tu bolsillo se resienta menos y tengas un buen viaje.

MÁS SOBRE: