¿Por qué los champús sólidos son una gran opción?

Son mucho más sostenibles

anamas

Si te encanta el mundo de la belleza, cremas y tratamientos, seguro que has oído hablar de los champús sólidos, sin duda los favoritos de aquellos que se preocupan por la sostenibilidad. 

Y es que al no llevar envase reducen el consumo de plástico al cien por cien, además de durar bastante más que uno tradicional (entre ochenta y cien lavados) y ser mucho más cómodos para viajar, ya que no hay que facturarlos por su formato. 

Para mantenerlo en buenas condiciones guárdalo lo más seco posible en una jabonera. Su origen está en la marca Lush. Mo Constantine, cofundadora de la empresa, y el químico Stan Krysztal, fueron los creadores del champú sólido en 1987. 

Por qué usar champús sólidos, más razones

Getty

Además de ser sostenible y ocupar mucho menos hay otras razones para usar champú sólido, una de ellas es que evitan que tu cabello se encrespe al estar elaborados con ingredientes naturales, sin incluir siliconas, parabenos ni sulfatos.

Puede que al principio te resulte algo raro usarlo, sin embargo su uso es muy parecido al del champú normal. El único aspecto al que hay que prestar especial cuidado es a no humedecer ni sumergir el champú en agua para que no se reblandezca. Y una ventaja más, puedes usarlo también para uso facial y corporal y el pelo dura limpio mucho más tiempo.

En cuanto a la manera de usarlo, es muy sencilla. Lo primero es escoger un buen champú sólido, para ello fíjate en su composición cuanta más concentración de tensoactivos sin sulfatos lleve más eficaz será. Estas son las sustancias que separan la grasa y la suciedad del pelo.

La Revista Elle explica cómo usarlo correctamente, además de recomendar marcas como WaiWai  que solo usa ingredientes naturales en la elaboración de sus champús sólido basada en jabones puros con fórmulas de jabonería tradicional. La base del jabón se obtiene mediante el proceso de saponificación de aceite de coco y después se añaden aceites o extractos con propiedades suavizantes e hidratantes, naturales para el cabello.

Para un correcto uso del champú sólido:

1.Moja tu pelo

2.Desliza la pastilla varias veces por el pelo o trabájala en las manos para crear espuma.

3.Masajea suavemente la raíz y el cabello, como lo harías con un champú líquido.

4.Acláralo y, si tu pelo requiere un cuidado extra, utiliza un acondicionador o mascarilla.

5.Deja la pastilla al aire libre para que se seque y ya estará lista para el siguiente

MÁS SOBRE: