La dura llamada del padre de Yulen Pereira que le deja descolocado

Su progenitor le exige que abandone el mundo televisivo y vuelva al deporte

Ana Irigoyen

Yulen Pereira regresó al plató de Supervivientes como décimo expulsado. Al llegar fue asaltado por una llamada de su padre que no le permitió ni un respiro tras su vuelta a casa. El padre del esgrimista la exigía que olvidase la televisión y que ahora solo pusiese la mirada en sus entrenamientos. No hay tiempo que perder para su padre ya que las olimpiadas están al caer y tiene todas las esperanzas puestas en su hijo. Por su parte Yulen no ha podido disfrutar de su noche ni de su entrevista.

Este es el mensaje que le trasmitía su padre: «Quiero que sepas que desde mañana vamos a empezar a prepararnos para la olimpiada. Sé que eres un deportista de muy alto nivel y tienes que demostrar que eres el mejor, el número uno, como siempre lo has hecho. Tu federación y el equipo están esperándote con los brazos abiertos, quieren que vuelvas, que les vuelvas a liderar y que les lleves a lo más alto, a conseguir el oro olímpico. Así que te esperamos». 

El deportista respondía descolocado pero mostrando gran obediencia a su padre que para muchos ha parecido más un entrenador que otra cosa. «Papá, no lo dudes, esto es pasajero, esto acaba ya y mi sueño es mi sueño y no ha cambiado y no pienses que ha cambiado. Solo quería que estuvieras orgulloso de mí, que voy a volver. Yulen es Yulen y la esgrima es mi vida. Que sepas que vamos a luchar y vamos a llegar a donde queramos y más. No lo dudes, desde aquí hasta París 2024″, decía Yulen.


Los espectadores sobre el padre de Yulen Pereira: «Es el ejemplo claro de lo que no hay que ser en la vida»

Las palabras que recibió Yulen han ablandado el corazón de la audiencia que se posicionó del lado del esgrimista con mensajes como: «Al padre de Yulen le importa algo su hijo o solo el esgrimista?», escribió una usuaria. Otros juzgaban lo exigente que estaba siendo su padre: «es el ejemplo claro de lo que no hay que ser en la vida: una persona con tal nivel de egoísmo y ambición, capaz de usar incluso a su propio hijo como instrumento y medio para sus fines y objetivos». 

Por otro lado, centrarse en las olimpiadas también exige olvidarse de la relación con Anabel que nació durante Supervivientes. La mayoría de los espectadores opinaron que esa llamada sobró completamente: «La frialdad del padre de Yulen me aterra. Se la bufa completamente cómo pueda estar su hijo tras tantos días en condiciones muy extremas. A mí no me ha gustado nada su concurso y comprendo que quiera que se centre en el deporte, pero esa llamada sobraba», publicaba otro usuario.