Glucomanano, el complemento para adelgazar que triunfa en Mercadona

Se vende en paquetes de doce sticks y cuesta menos de cinco euros

Ana Más

Se acerca el verano y nos damos cuenta de que nos hemos relajado un poco con la comida y el ejercicio. Es el momento de actuar y muchos empiezan a buscar soluciones. La dieta y el ejercicio se convierten en protagonistas de nuestras vidas y muchas veces en ese proceso intentamos buscar algún complemento que nos lo haga más llevadero. Hoy hablamos de uno de ellos, el glucomanano de Mercadona.

Y es que aunque la oferta es infinita, ya que hay miles de productos en el mercado que prometen resultados rápidos y efectivos, debemos tener cuidado a la hora de escogerlos. Si tienes tendencia a subir de peso sabrás que los productos milagro no existen, solo existe la constancia con una buena alimentación y ejercicio. Entonces si pueden ayudarnos este tipo de productos.

Cómo adelantábamos al principio, uno de los que más éxito tiene es el glucomanano de Mercadona, una fibra dietética soluble que se extrae de las raíces del konjac, una planta originaria de Asia y puede ayudarnos a perder peso por «su efecto saciante y su capacidad para absorber agua en el estómago, lo que produce sensación de estar lleno y reduce el apetito», explican desde Huffington Post.


Así actúa el glucomanano en nuestro organismo

Desde vitonica.com hablan de otra de sus propiedades, ayudar al tránsito intestinal ya que «la fibra se hinchará hidratándose y generando una sensación de saciedad». Esta fibra se convierte en una pasta viscosa en el estómago, mezclada con la comida. De esta manera, ayuda al tránsito intestinal, como otras fibras hidrosolubles.

Se vende bajo la marca Deliplus a un precio de 4,50 euros los doce sobres y la recomendación es tomar uno antes de la comida. El complemento además de glucomanano, lleva algarrobo, aroma, proteína de guisante, arroz o edulcorantes, vitamina C y cromo.

Sin embargo se trata de un suplemento que no está indicado en personas con diabetes ya que «puede influir sobre sus pautas de insulina y/o medicación», lo mismo ocurre si tenemos problemas digestivos como síndrome del intestino irritable, ya que entre sus efectos secundarios están la hinchazón, los gases y el malestar estomacal. En el caso de embarazo y lactancia su uso está prohibido por desconocerse sus efectos.

MÁS SOBRE: