Una mujer pagando con tarjeta en el supermercado.

El día de la semana para comprar más barato en el supermercado y ahorrar unos eurillos

Además, hay algunos otros trucos que pueden servirnos

Ana Más

La compra en el supermercado es un gasto recurrente en cada hogar. Con los precios por las nubes hay que hacer verdaderos juegos malabares para lograr salir del establecimiento con la cesta llena y el bolsillo sin agujeros.

Hace una semana hablábamos de que hay días mejores que otros para comprar en Zara o en Primark, sobre todo porque es más fácil encontrar determinadas prendas. Pues bien,  la hora de hacer la compra en el supermercado también hay días que son mejores que otros y más ahora con la que está cayendo en cuanto a la subida de precios.

Desde Nius diario hacen referencia al último informe de la OCU según el cual «los precios en los productos de alimentación han registrado una subida histórica tras dispararse un 15,2% desde el último estudio de supermercados».


A la hora de ahorrar un poquito en la compra es esencial aprovechar los descuentos y las bajadas de precio de nuestro supermercado de confianza. Y para esto ya hay algunos supermercados como Mercadona, que reservan un día a la semana para bajar sus precios.

Supermercado: Los trucos ahorrar al comprar

Estos son los productos más engañosos del supermercado
Getty

 

La cadena de supermercados rebaja muchas veces hasta un cincuenta por ciento, los productos frescos de pescadería, carne o verduras durante la tarde noche del sábado, algo que hacen porque no vuelven a abrir hasta el lunes que es cuando reciben mercancía nueva y por eso necesitan vender aquellos productos frescos que caducan antes.

Otra opción es bajar al supermercado a última hora de la tarde y buscar aquellos productos que tengan la etiqueta, «bajada de precio, fecha de consumo próxima». Se trata de productos perfectamente aptos para su consumo pero que la cadena no quiere desperdiciar. En el caso de carnes y ensaladas entre uno y tres días, y lácteos y preparados, de dos a tres días.

Hace tiempo ya aludíamos a un estudio realizado por la OCU en mil supermercados de 35 provincias del que se deduce que la carga  microbiológica de estos alimentos es similar a los que tienen una fecha de consumo más amplia, por lo que pueden consumirse sin riesgo.

Y un último truco para ahorrar unos eurillos en la compra: comparar los precios entre productos de marca blanca y de marcas principales ya que tal y como explican desde el mismo medio,» la marca blanca de una cadena de supermercados es más económica que la marca principal, pues en muchos casos, es la marca principal la que elabora el producto de la marca blanca».