Varias almendras depositadas en un bol.

Las dos caras de la moneda de las almendras: beneficios y desventajas de comer este fruto seco

Un estudio demuestra estos frutos secos son muy buenos para recuperar el músculo

Teresa Moreno

Las almendras son alimentos muy reconocidos por tener altas propiedades y múltiples beneficios sobre la salud ya que son muy ricas en proteína y fibra. Por eso, no es de extrañar que estos frutos secos sean uno de los más consumidos.

Según un estudio publicado en Frontiers in Nutrition las almendras tienen grandes beneficios para la salud, sobre todo, si se comen antes de hacer deporte, ya que se ha demostrado que tienen efectos muy positivos mientras se práctica ejercicio físico. Pero ¿son realmente saludables estos frutos secos?

El profesor y director del Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad de Apalaches en el Campus de Carolina del Norte (Estados Unidos) David C Neuman ha asegurado que las personas voluntarias que consumieron hasta 57 gramos al día de almendras durante un mes y antes de hacer ejercicio, presentaban mayor cantidad de grasa beneficiosa de ácido 12,13-dihidroxi-9Z-octadecenoico (12,13-DiHOME) en la sangre tras practicar deporte, que el resto de participantes del grupo de control. 


Dos personas practican deporte en una escalera al aire libre.
Getty

Otros beneficios de comer almendras

Este estudio también recoge que los voluntarios sintieron menos fatiga y menos dolor muscular, además de tener más fortaleza después de hacer ejercicio. En este ensayo clínico han participado cerca de 64 personas con edades comprendidas entre los 30 y los 65 años. De forma aleatoria la mitad de ellas fueron asignadas al grupo de la dieta de almendras, y la otra mitad al grupo de control, que día tras día comía una barrita energética de cereales con la misma cantidad de calorías.  

De este ensayo también se ha extraído la conclusión de que la concentración de la beneficiosa 12,13-DiHOME fue hasta un 69% mayor en la sangre de aquellos participantes que habían ingerido almendras en su día a día, que de los otros participantes que formaban parte del grupo de control.  

Una joven estirando en el gimnasio después de hacer deporte.
Getty

Además, se ha podido conocer que la 12,13-DiHOME mejora el transporte de ácidos grasos y su absorción por el músculo esquelético, estimulando la recuperación metabólica tras hacer ejercicio. El modelo inverso se halla en otra oxilipina, el ácido 9,10-dihidroxi-12-octadecenoico (9,10-diHOME), el cual está hasta un 40% más alto en la sangre del grupo de control, que en el grupo de la almendra después de practicar deporte.  

Por lo que, a diferencia del 12,13-DiHOME se ha mostrado que el 9,10-diHOME presenta efectos negativos sobre la salud en general, y que la recuperación del organismo al hacer ejercicio es mucho más lenta.  

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO