No es oro todo lo que reluce: esto es lo que más molesta a los usuarios de coche eléctrico

Cien mil personas han participado en un estudio realizado en EEUU

Ana Más

No cabe duda que el coche eléctrico va ganando cada vez más terreno. Ahora JD Power, una empresa estadounidense de investigación de datos y análisis de consumidores, acaba de realizar un estudio de calidad entre julio de 2023 y mayo de 2024, para el que han encuestado a cien mil propietarios de coches nuevos en EE.UU, para evaluar la calidad inicial de los coches entre más de 200 modelos y más de 30 marcas.

Parece que los resultados de la encuesta son claros, «los datos de reparación recientemente incorporados en el estudio muestran que los coches eléctricos, así como los híbridos enchufables (PHEV), requieren más reparaciones que los vehículos a gasolina en todas las categorías de reparación», explican desde El Economista.

Y añaden las declaraciones de Frank Hanley, director de evaluación comparativa de automóviles en JD Power ha explicado que: «Los propietarios de BEV y PHEV llenos de tecnología de vanguardia están experimentando problemas que son de un nivel de gravedad lo suficientemente alto como para llevar su nuevo vehículo al concesionario a un ritmo tres veces más que el de los propietarios de vehículos propulsados por gasolina».


Más datos sobre el uso de coche eléctrico

Hand charging modern electric car

Después de utilizar noventa días el coche, se preguntó a los usuarios por 227 posibles anomalías divididas en diez categorías entre las que estaban el interior, la asistencia a la conducción, funciones, controles y pantallas o la dinámica de conducción.

Del estudio se dedujo que:

  • Frecuentemente los propietarios no entienden el significado de las advertencias. Por ejemplo la tecnología de recordatorio de asiento trasero, que sirve para evitar dejar niños o mascotas en el asiento trasero al salir del vehículo, es interpretada por muchos como que el cinturón de seguridad está desabrochado. Además, » Los sistemas avanzados de asistencia al conductor, destinados a salvar vidas y reducir las lesiones, irritan a los propietarios de vehículos con alertas inexactas y molestas», explican.
  • Problemas de conectividad: «Los clientes experimentan cada vez más dificultades para conectarse a su vehículo o perder la conexión»
  •  Las funciones, los controles y las pantallas son la segunda categoría más problemática del estudio (desde limpiaparabrisas y el espejo retrovisor, hasta el funcionamiento más complejo de una aplicación del móvil)
  • Y por último citan el desagradable olor del interior del vehículo que emanan de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado de el coche.

Respecto a las marcas mejor valoradas, Ram tuvo la menor cantidad de quejas, seguida de Chevrolet y Hyundai y entre las marcas premium, Porsche, Lexus y Genesis por este orden.