Estilo de vida

Dieta nutritariana: ¿funciona?

21/03/2018, a las 07:39


Lo sabes desde hace algunos meses. Necesitas ponerte a régimen, pero siempre encuentras una excusa más que convincente para no empezar a mejorar tu salud. Es lógico, a poco que dejas de comer mal comienza el proceso inverso de crecimiento exponencial de tu mala leche y de no entender qué haces en la vida. Calma, todavía hay solución para tu problema.

La dieta nutritariana

​Nutri… ¿qué? «Uy, qué raro me suena eso», estarás pensando; pero no lo es tanto. Este tipo de dieta se basa en la ingesta de una selección de alimentos que no solo te ayudarán a adelgazar. Conseguirán nutrirte de forma adecuada. Es más, te protegerán de enfermedades con gran eficacia.

Además, el médico no te impondrá nada. Tras un análisis exhaustivo de tu organismo, te facilitará una lista de productos que puedes tomar y las distintas opciones que tienes para combinarlos. Serás tú la persona que escoja los que más le agraden. ¿No es fantástico?

Un cambio a largo plazo

Los promotores de este plan recuerdan que no se trata exclusivamente de que pierdas peso, sino también de reprogramar tu organismo. La primera parte del proceso dura seis semanas. Dependiendo de los resultados obtenidos, y tras algún que otro ajuste, se procede a comenzar lo que denominamos como dieta que te acompañará durante el resto de tu existencia.

Es decir, se trata de tirar a la basura las porquerías que ingieres habitualmente para convertir tu frigorífico en una fuente inagotable de salud. El cambio es más que positivo. Lo sabemos, será duro dejar de tragarse esa bolsa de patatas fritas mientras ves la televisión o aquella chocolatina que tanto te gusta. Todo sea por tener una vejez llena de energía y por disfrutar de la vida lo máximo posible.

Alimentos y formas de cocinarlos

Verduras (cocidas y crudas), legumbres (sin chorizo, por favor) y fruta. También podrás tomar, de manera ocasional o con un límite de unos 28 gramos al día, frutos secos. Olvídate de los zumos industriales de fruta, la carne, la leche y todos sus derivados. Los últimos productos mencionados no protegen al organismo frente al cáncer y el objetivo es justo el opuesto.

¿Dieta aburrida?

Tras las primeras seis semanas se va abriendo un poco el abanico y se limita el consumo de carne de ave y de pescado a unos 350 gramos a la semana. ¿Te parece soporífero? Es posible, pero cuando seas la estrella de los bailes del Imserso no pensarás igual.

Es más, los expertos comentan que un método de adelgazamiento temporal no sirve para nada. Es mucho más efectivo cambiar de manera radical para siempre. ¿Podrás pasarte de vez en cuando? Pues sí, y conseguirás disfrutar más que nunca de esas delicias que dejas de tomar para apostar por tu bienestar.

¡Corre a tu nevera!

Por lo tanto, resulta indispensable que cuando termines de leer te dirijas a tu despensa. Todo aquello que tenga un envoltorio de colores llamativos y con letras de gran tamaño, a la basura. Revisa cuánta fruta tienes y si has comprado recientemente carne de pollo o de pavo. Haz una lista de la compra en consecuencia y pide cita con tu médico.

Después, vete al armario directamente. Repasa las prendas que no te puedes poner y que te siguen gustando. Imagínate en unos meses llevándolas de nuevo. Efectivo, ¿verdad? Que conste que no se trata de gordofobia, sino de escoger un nuevo camino en tu porvenir que termine en no ir antes de tiempo al hospital.

Esta dieta funciona tanto a la hora de perder peso como a la de recuperar la energía perdida. ¿Hay quien dé más?

 

También te puede interesar:

¡Olvídate de dietas! Mira los beneficios de esta fruta

¡Los peligros de la dieta “Bella durmiente”!

Webs de PRISA

cerrar ventana