Estilo de vida

No la líes con la mascarilla: así debes ponértela y quitártela para evitar contagios

16/04/2020, a las 12:50

El día a día de una oyente con Coronavirus


Una vez levantado el confinamiento de actividades básicas no esenciales, el Gobierno ha recomendado salir a la calle con mascarilla, siempre que cuentes con una en casa, claro. De hecho, desde la madrugada se han estado repartiendo a la entrada de las bocas de metro y en las paradas de autobús mascarillas.

 

Pero debes saber una cosa: si no usas las mascarillas de forma correcta, llevarla puede entrañar más riesgo que no hacerlo.

 

Hoy te contamos cómo no utilizarla: qué cosas no debes hacer mientras la llevas puesta para que su uso sea eficaz y evite un posible contagio.

 

Estas son nuestras cinco sencillas recomendaciones para que el uso de guantes y mascarillas cuando sales a la calle sea el correcto y seguro.

Y recuerda: la mascarilla y los guantes son una barrera que de poco sirven si no practicas la mejor medida para frenar el contagio: lavarte continuamente las manos con agua y jabón.

Consejos para ponerte y quitarte la mascarilla

Lávate las manos antes de ponerte la mascarilla

2º Coge la mascarilla por las tiras de sujección

3º Colócala en tu rostro con la parte más rígida a la altura de la nariz para que se ajuste mejor

4º Vuelve a lavarte las manos y sal a la calle

5º Para quitártela: coge de nuevo las tiras de sujección, retira la mascarilla sin tocar la parte delantera, métela en una bolsa, hazle un nudo y arrójala al cubo de la basura tras hacer un nudo.

6º Y, una vez más, vuelve a lavarte las manos

Y ahora, cómo debes quitar los guantes

 

El vídeo donde el experto en protección civil nos explica cómo hacerlo de forma correcta ha barrido las redes sociales.

Estas son las instrucciones que nos da para quitarnos los guantes correctamente:

1º Importante coger un pellizco del guante en la palma de la mano para evitar el contacto con la piel. Nos encanta cuando dice con humor «Cogemos el dedo de la peineta, lo hincamos un poco y sacamos el guante por arriba».

2º Con la mano limpia no podemos tocar el guante contaminado, obvio. Por eso hay que coger con el dedo el interior del guante y tirar para darle la vuelta.

3º Una vez extraído el segundo guante cuya parte no contaminada queda en el exterior y envuelve al mismo tiempo el primer guante quitado, debemos hacer una bola y tirarlo a un contenedor, libre del contacto de otras personas para que no supongan un riego para nadie.

 

 

 

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana