Estilo de vida

Dientes blancos con estos remedios caseros

22/07/2020, a las 09:13


¿Hay algo más bonito que una sonrisa? Sí, que sea una sonrisa bonita, porque las que destacan son esas que son sinceras por dentro y brillantes por fuera.

Si nos faltan dientes, los tenemos marrones o desordenados como las teclas de un piano viejo, la cosa cambia un poco. ¡Hey! Es una situación natural, en efecto, y una sonrisa es igualmente emocionante tengas la boca que tengas. Pero esto es como el cabello, que está más bonito cuidado y bien peinado, ¿verdad?

Tener los dientes blancos es, a veces, cuestión de genética. Pero es importante la higiene: cepillarlos tres veces al día y utilizar cepillo interdental e hilo. Las visitas al dentista deben realizarse al menos una vez al año y evitar en la medida de lo posible el alcohol, el café y aquellas bebidas que manchan el esmalte.

Ojo! Que también existen alimentos que nos ayudan a mantener nuestros dientes en buen estado: la manzana, el pepino, la zanahoria y la pera.

El blanqueamiento es uno de los tratamientos más eficaces si quieres tener una sonrisa radiante digna de famoso en la alfombra roja. Pero no es barato y no todos podemos hacérnoslo con periodicidad. ¡No es para siempre! Por suerte, hay remedios caseros que nos pueden ayudar.

Más vale prevenir que blanquear

El correcto cuidado de la higiene dental puede ayudarnos a evitar el coloreado y a reducir un poco el que ya tenemos. Se agradece todo lo que sea ayudar a la dentadura a estar sana y limpia. Y lo mejor es que puedes hacerlo con ingredientes de andar por casa.

Ante todo, higiene. Si quieres evitar lo peor de ir al dentista, lo mejor es que sigas un estricto control de la salud bucal. Cepíllate a diario después de cada comida, usa el hilo dental y elimina bacterias con colutorio.

Respecto al blanqueamiento, evita las sustancias que ensucian y estropean el esmalte. Estas se acumulan en sus poros y, aunque estos se limpian con el cepillado, algunas sustancias se acumulan en las capas profundas. Esto mancha los dientes y te los deja como los de un figurante de película de ambientación medieval (porque a los protagonistas no les pasa).

¿Quieres evitarlo? Entonces toma menos café, té negro (mejor blanco o verde), refrescos azucarados, vino tinto o salsa de soja. Y, por supuesto, nada de fumar. El tabaco ataca a la dentadura.

También deberías hacerte una limpieza dental profesional una o dos veces al año. No hay mejor manera de prevenir las mayores manchas que impedir que se acumulen a lo grande.

Cómo blanquear en casa

Prueba con estos métodos:

Frutas y verduras. La fibra de manzanas, peras, zanahorias, apios y otros vegetales crujientes ayuda a limpiar los dientes. Puede servirte frotarlos con la cara interna de la cáscara del plátano. La parte blanca de la piel de la naranja también tiene efectos blanqueantes. Eso sí, no te excedas. Los componentes ácidos de la fruta estropean el esmalte. Después del tratamiento blanqueante, enjuaga bien la boca y cepíllate.

Bicarbonato de sodio. Es un clásico entre los remedios de la abuela. De hecho, es un ingrediente de muchas pastas blanqueadoras. Puedes hacer tu versión mojando bicarbonato en una taza con unas gotitas de agua. Aplícate esta pasta poniéndola en el cepillo de dientes.

Debes tener cuidado. El bicarbonato es un gran blanqueante, pero es abrasivo y puede dañar el esmalte. No recurras a este método más de una vez por quincena.

Aceite de coco. Este no te lo esperabas, ¿verdad? Puedes utilizarlo poniendo unas gotas en el cepillo de dientes junto con el dentífrico. Cepíllate como es habitual, pero no te pases. Al igual que los métodos anteriores, hay que hacerlo con mesura, ya que puede dañar al esmalte.

En definitiva, los métodos naturales blanquearán tus dientes a corto plazo, pero debes usarlos con cuidado para evitar que, a la larga, el problema sea peor. ¿Lo mejor? Seguir las recomendaciones de salud dental que ya conoces para prevenir y mantener una sonrisa radiante y bonita.

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana