Estilo de vida

El teletrabajo ha llegado para quedarse tras el Coronavirus: lo dice hasta el Banco de España

13/05/2020, a las 12:53


Hoy me he encontrado con un artículo en Linkedin firmado por Virginia Collera en el que se aportaban algunos datos que me han llamado poderosamente la atención:

-La fotografía del teletrabajo en España era esta en 2019, según un estudio del Banco de España: en torno a 1,4 millones de ocupados —el 8,3% de la población activa— trabajaban ocasionalmente de forma remota.

-Tras la crisis del Coronavirus, el mismo Banco de España hace un pronóstico sorprendente: podrían trabajar desde casa el 30,6% de los españoles, es decir, 6 millones de personas.

Finanzas, seguros, información, comunicación y actividades inmobiliarias son los sectores en los que el teletrabajo se podría implantar con más facilidad.

mujer comida almuerzo ensalada trabajo

Y es que nuestro país siempre ha sido muy conservador y rígido con el presentismo laboral, es decir, se prefiere tener al trabajador físicamente en la empresa aunque éste dedique parte de la jornada laboral a otras funciones que no son propias del trabajo. Pero estar está, que es lo que importa.

Fuera de España, hace años que se mide al trabajador de acuerdo a una productividad, no al cumplimiento de un horario y el teletrabajo es una modalidad ampliamente aceptada en países como Finlandia, Japón, Países Bajos, Suecia y Estados Unidos que cuentan con los porcentajes más elevados, de hasta un 20% en el caso del mercado americano.

Sin embargo, el teletrabajo no es la panacea. Posee ventajas en materia de conciliación familiar pero acarrea una importante consecuencia: la imposibilidad de desconexión digital si el trabajador no se auto regula y se marca unos limites,

Por eso, desde cadenadial.com vamos a darte algunos consejos para que el teletrabajo no se convierta en un contrato de esclavitud y se mantenga la productividad al 100% aprovechando, de verdad, todas las ventajas que tiene no tener que acudir cada día a la oficina.

1. Olvídate de trabajar en pijama:  ducharse y cambiarse de ropa es una forma de ayudar al cuerpo a mecanizar el inicio de otra tarea.

2. Sí, aún tienes un horario: Debes saber cuando parar. Marca cada día un horario de entrada y otro de fin. Procura no saltártelos y haz pocas concesiones. Si no, lo extraordinario se convertirá en costumbre.

3. La empresa debe proporcionarte las herramientas adecuadas para desarrollar tu trabajo: Pantallas , no utilizar ratón o no adoptar una posición ergonómica supondrán un esfuerzo adicional y aumentarán el cansancio. Ni que decir tiene, si no tenemos las herramientas o los programas informáticos necesarios para realizar las tareas habituales correctamente.

4. No realices las labores del hogar mientras trabajas: La multitarea afecta a la eficiencia y es importante saber gestionarlo

5. Evita el picoteo y las idas y venidas a la cocina: Si tienes hambre come fruta o un puñado de frutos secos.

6. Haz descansos: Levántate de vez en cuando, estira las piernas y toma una infusión.

7. Planifica la jornada: Y márcate unos objetivos.

8. Fija un horario de salida a la calle: Ir a comer, pasear, cenar o socializarse ayudan a desconcectar y airear los pensamientos.

 

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana