Chica cansada

¿Estás siempre cansado y apático? Esto es lo que tienes que cambiar en tu vida

Ana Más

Sentirse cansado o fatigado de vez en cuando es completamente normal, el problema surge cuando pasamos de una situación puntual a que sea algo frecuente.

Insomnio, apatía, pérdida de energía, decaimiento, pesadez, sueño y problemas estomacales son algunos de los síntomas.

Te damos algunas pautas para evitar la fatiga.


La importancia de comer y dormir bien

El ritmo actual hace que tengamos muchas cosas que hacer en poco tiempo, esto hace que nos estresemos y empecemos a comer y dormir mal, quitándole al organismo dos de sus grandes fuentes de energía, sueño y comida.

Es importante dormir bien y sobre todo de forma regular. Debes adaptar tus horas de sueño a tus necesidades, no todos necesitamos dormir las mismas horas. Sobre todo respeta los horarios y tu ritmo de sueño.

Es importante seguir  una dieta equilibrada que garantice todo tipo de nutrientes, vitaminas y minerales. Debes evitar hacer comidas copiosas, el alcohol y la comida basura.

Es importante tomar frutas y verduras en gran cantidad, un desayuno equilibrado es esencial para tener energía durante el día.

Comer sano

La falta de hierro, causa anemia, si te falta vitamina B12 (presente en el marisco, la carne, el pescado y los huevos) puedes tener pérdida de memoria y sensación de desequilibrio y si tienes déficit de magnesio (verduras de hoja verde oscuro, avena, cereales integrales, leche y frutos secos) puedes notar estreñimiento, depresión e hipertensión

Bebe agua

Beber agua

Un setenta por ciento de nuestro cuerpo es agua. Si no bebemos los suficiente nos sentiremos cansados.

Estaremos más torpes y lentos, nuestra sangre será más espesa y nos subirá la tensión arterial, los niveles de cortisol y adrenalina se disparan.

Es necesario tomar unos dos litros y medio de agua al día. El alcohol, el café y las bebidas azucaradas o zumos no nos hidratan.

Muévete

Natación

El cansancio también está relacionado con una vida demasiado sedentaria. Pasamos demasiado tiempo sentados en la oficina o ahora en casa, en el autobús o en el coche.

Una actividad física, aunque sea suave aumenta la energía en personas fatigadas, basta con dar un paseo al aire libre, reduce los niveles de cortisol y es muy importante para evitar la fatiga.

Consulta médica

Si a pesar de cambiar tus hábitos para evitar la fatiga y sin embargo esta persiste, debes consultar a tu médico para descartar alguna patología.

CONTENIDO PATROCINADO