mujer ropa mojada lluvia

Esto es lo que ocurre cuando la ropa se moja con lluvia, ¡un peligro para la salud!

Carlos Rerucha

La lluvia es un recurso metereológico imprescindible para la vida humana. Llena de agua nuestros pantanos y hace crecer la fauna, la flora y el alimento. No obstante, hay situaciones de la vida en las que la odiamos a más no poder, como cuando hay que correr a quitar la ropa del tendedero o se nos chafa un plan al aire libre.

En ambos casos, nuestra ropa recién lavada o planchada se vuelve a mojar y debemos dar respuesta a esta clásica pregunta: ¿Me podré volver a poner las prendas cuando se sequen?

 

También te gustará:

¿Has encogido la ropa? Vuélvela a su talla original con estos trucos

Mamen: «Me fui de boda y se me olvidó ponerme ropa interior… Se dio cuenta todo el mundo»

 

La respuesta es no. A continuación te damos todas las claves y explicaciones sobre por qué debemos lavar la ropa mojada con lluvia antes de volver a ponérnosla. ¡Tu salud está en juego!

 

mujer lluvia ropa mojada

 

La polución del aire, un riesgo para tu piel

 

No es ningún secreto que a día de hoy el aire que respiramos está muy contaminado y lleno de partículas químicas perjudiciales para nuestra salud.

La lluvia viene de las nubes, y las nubes están hechas de ese mismo aire. Eso significa que al llover, todos esos químicos aterrizan sobre nuestra ropa y posteriormente entran en contacto con la piel, poniendo en riesgo nuestra salud dermatológica.

Si no lavamos inmediatamente la ropa mojada con lluvia y la volvemos a usar tras un secado, ésta podría provocarnos problemas como dermatitis atópica, aparición de granitos, eczemas

Ahora ya sabes por qué tu madre y tu abuela iban corriendo a quitar la ropa del tendedero o lavaban tu ropa mojada cuando llegabas empapada de jugar. ¡Eterna sabiduría!

 

 

Qué hago si llueve y no puedo tender la ropa

 

Ahora, llega el caso en el que hemos puesto una lavadora y el parte metereológico da lluvia para varios días. Al no poder tender la ropa, estos serían los pasos a seguir:

  1. Escurre bien tu ropa antes ponerla a secar.
  2. Coloca tu tendedero interior cerca de una gran ventana, la ventilación es fundamental para evitar la concentración de humedad.
  3. No uses radiadores, pues provocarás una subida en el gasto de tus facturas.