Isidro Montalvo, a punto de quedarse sin respiración recitando su nueva poesía

Rodrigo Díaz

La intensidad es un rasgo natural de nuestro querido Isidro Montalvo… Aunque en ocasiones esto le juegue una mala pasada. ¡Escucha y sabrás por qué!


 

 

 

En un poema de indudable romanticismo, el humorista va a sentirse más y más en el papel, haciendo dudar a Luis Larrodera y Saray Esteso sobre si se siente protagonista de esa historia.

La poesía titulada «Incendio» dice así: «Tú, escalando en mi espalda con mis dedos; trepando los poros de mi ser y los de mi piel también (…) Tu aliento empañando cada kilómetro de mi cuerpo. Te conoces a la perfección mis atajos… Pero siempre has sido de elegir el camino más largo y hacerme esperar«.

Será el desayuno, la falta de aire o directamente la intensidad de la poesía, pero Isidro casi no lo cuenta. Pese a las toses, estaremos todos de acuerdo en que son unos versos preciosos.

CONTENIDO PATROCINADO