Imagen de Blog Numismático

La moneda de 1970 que dio lugar a la frase «para ti la perra gorda»

Rodrigo Díaz

Luis Larrodera vuelve a acercarnos el origen de frases populares que aún seguimos utilizando hoy en día. ¡Seguro que, en alguna ocasión, le has dicho a alguien «para ti la perra gorda»!


 

 

 

En una discusión eterna donde ninguna de las partes cede, solemos emplear este dicho para darla por zanjada aunque sin querer hacerle ver que estás de acuerdo con él.

En realidad, esa «perra gorda» se trata de la moneda de diez céntimos que se acuñó en 1970, denominada así por un león poco logrado que aparecía dibujado en uno de sus lados; y gorda porque valía el doble que la «perra chica» que valía cinco céntimos.

 

«Aquí van a rodar cabezas…»

 

Igual de llamativo es el origen de la expresión «aquí van a rodar cabezas», utilizada cuando queremos mostrarle a alguien las duras consecuencias que sufrirá por haber actuado mal. Y, como no podía ser de otra forma, guarda su significado en la decapitación antigua.

 

 

 

En concreto, hace referencia a todo lo sucedido durante la masacre contra la nobleza y élite en la Revolución Francesa. Todos ellos, incluidos el rey y sin ninguna excepción, fueron decapitados. De ahí que esta frase te haga entender que, si ni siquiera se libró el rey… Es muy poco probable que tú te vayas a librar.

 

¿Qué era realmente la «chusma»?

 

Otro concepto que nos explicó brevemente Luis Larrodera fue el de «chusma«, cuyo origen viene del término «ciüsma«. Esta palabra englobaba a todos los remeros obligados a trabajar día y noche en los galeotes. Por lo general, eran personas de clase baja y nula educación, de ahí que cogiera esa connotación tan negativa.