Marian Frías modifica el refranero español para sentirnos mucho más felices

Rodrigo Díaz

Interesante, como siempre, la reflexión que nos ayuda a hacer Marian Frías cada semana; esta vez cambiando nuestro propio refranero.


 

 

 

Aunque solo parezcan frases recurrentes, tienen un enorme peso en nuestra manera de pensar y actuar. El problema es que algunas influyen de una manera equivocada y afectan a nuestro estado de ánimo.

El primer ejemplo es el popular «más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer». Un conformismo innecesario que nos hará repetir las mismas cosas, incluso si son negativas para nosotros. Por ello, nuestra compañera propone la siguiente frase: «Más vale lo bueno por conocer, que lo malo conocido y que ya no nos vale nada».

 

¿Siempre que pensemos mal acertaremos?

 

La siguiente frase es «piensa mal y acertarás«. Pensamos que este refrán tiene todo el sentido del mundo, solo por el hecho de que lo hago real en «mi realidad». Precisamente, esto último permitirá que «pienses bien y aciertes también».

Y finalizamos con aquel que dice: «Quien bien te quiere, te hace llorar». Hay que dejar claro que el que te quiere no debería tener el propósito de hacerte llorar y sí el de «hacerte soñar». A fin de cuentas, en nuestra vida solo deberíamos tener a aquellos que nos animan en nuestros peores momentos.

MÁS SOBRE: