Noticia

La reflexión viral de Beatriz Luengo sobre cómo derribar los complejos

06/08/2020, a las 08:42


En esta era virtual de imágenes y perfección ensayada, los complejos siguen a la orden del día. A veces es difícil saber si estamos yendo en el rumbo correcto. Si hoy nos queremos más, o menos.

Por suerte, personalidades como Beatriz Luengo acuden al rescate de todas aquellas personas que aún arrastran miedos o inseguridades, ayudándolas con reflexiones como la que la cantante ha publicado en las últimas horas.

Al parecer, la propia artista habría vivido durante años con la carga de no sentirse a gusto consigo misma, hasta que un día, todo cambió.

«Un día me miré en el espejo y me di cuenta que era la parte de mi cuerpo más bonita», escribía Luengo en su Instagram.

¡Qué gran lección!

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Usaba rellenos para mi pecho y sujetadores que me apretaban tanto que me dolía la cabeza. Un día me miré en el espejo y me di cuenta que era la parte de mi cuerpo más bonita y que como no cumplía el canon establecido en mi cabeza ni siquiera me había parado a pensarlo, desde entonces decido mostrarlo como es sin tratar de aparentar lo que no tengo. Que importante es simplemente pararnos un momento a observarnos sin compararnos y sin tratar de pertenecer a un canon establecido. Es un pensamiento muy privado pero lo comparto porque quizás a alguna persona le puede servir porque seguramente hay muchas partes de ti preciosas de las que aún no te has dado cuenta 😉 Let’s keep with promo! Second look for @zapeando. Wearing @herveleger by @christianjuulnielsen @_jennybird earrings and @louboutinworld pumps. Styling by @victorblancostudio Team: @tomaspalaciostp @tpcomunicacion @looleeroo #tvshow #ilovemyjob

Una publicación compartida por Beatriz Luengo (@beatrizluengo) el

 

El secreto: desterrar los cánones de belleza

 

Cuando Beatriz Luengo vivía dentro de esa pesada burbuja de insatisfacción, su sufrimiento llegaba a tal punto de anteponer la aceptación ajena por encima de su salud.

«Usaba rellenos para mi pecho y sujetadores que me apretaban tanto que me dolía la cabeza», confesaba sobre la época de Upa Dance.

Como bien dice el mensaje de su última canción junto a Alejandro Sanz, Ojos de Mandela, el coraje no es la falta de miedo sino el triunfo sobre él.

 

 

Hoy, Beatriz vive habiendo desterrado la presión de los cánones establecidos y con el amor propio por bandera.

Porque cada cuerpo es bonito a su manera, sin comparaciones y sin moldes estéticos casi imposibles de replicar.

¡Qué bonita se ve la belleza en libertad!

 

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana