Estilo de vida

Saray protagoniza la expulsión más cruda y polémica de la historia de Masterchef

05/05/2020, a las 10:42

saray masterchef expulsión directa


Dice el refrán que la venganza se sirve en plato frío. Lo que no nos dijeron es que también estaba crudo. Anoche Saray protagonizó uno de los momentos más bochornosos de la historia de la televisión española. La ya exconcursante de Masterchef vivió su particular enfrentamiento con Jordi Cruz, dejando el mítico episodio del «León come gamba» de hace 5 ediciones a la altura del betún.

Muchos dirán que su expulsión debería haberse producido antes y podrían estar en lo cierto. La verdad es que la actitud de Saray durante el reality ya había sido reprochable en muchos aspectos: desaires, falta de implicación, indiferencia…

No obstante la dirección del talent y los jurados decidieron apostar por ella como ya hicieron con otros concursantes rebeldes que sí consiguieron cambiar a mejor, véanse Iván o José María.

Por desgracia Saray solo consiguió cambiar a peor y culminó por lo bajo su participación presentando una perdiz cruda y sin desplumar en la prueba de eliminación.

Acto seguido y tras despertar la furia de Jordi, acabó siendo expulsada de mala manera.

 

 

El error de Masterchef: «Nos equivocamos»

 

Si bien es cierto que Masterchef busca a los mejores cocineros y cocineras de nuestro país, no hay que olvidar que también se trata de un reality televisivo.

Esto significa que a la hora de hacer el casting o de llevar a cabo el programa, otros ingredientes entran en juego más allá de los meramente culinarios.

Tanto Jordi, como Pepe y Samantha vieron en Saray un filón de audiencia entre los 28000 aspirantes a recibir el delantal de concursante.

Finalmente, les acabó saliendo el tiro por la culata y así lo admitieron en directo: «Nos hemos equivocado terriblemente contigo».

 

 

Así se forjó la vergonzosa expulsión de Saray

 

Además de la traca final y de su mala actitud durante esta 8va edición, la histórica expulsión de Saray tuvo un prólogo que estuvo a punto de hacer perder los papeles a Jordi Cruz.

En la primera prueba de la gala, los concursantes debían preparar un postre que les devolviese a su infancia. Aquel fue el principio del fin.

Saray tardó apenas veinte minutos en hacer cuatro galletas con pasas mal presentadas, desatando al Jordi más letal nunca visto. Tras una acalorada discusión, Saray recibió el delantal negro, dejándole en un lugar muy complicado y jugándosela a una sola carta.

Una carta que como todos ya sabemos, desperdició. El resto, historia de la televisión.

 

 

 

Webs de PRISA

cerrar ventana