Álex Ubago llora una gran pérdida agarrado a esta guitarra

Nuria Serena
Archivado en: Alex Ubago  •   Amaia Montero  •  

Álex Ubago posteaba en redes sociales una fotografía acompañada de unas palabras dedicadas a una persona muy especial en su vida, su tío Raúl, que fue quién le hizo uno de los regalos más importantes de su vida: la guitarra con la que compuso su primer disco, ¿Qué pides tú?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Alex Ubago (@alexubagoficial)

Un álbum que ha pasado a la historia

El año 2001 llegaba con la publicación de uno de los discos más celebrados de la carrera de Álex Ubago, ¿Qué pides tú?, dónde se incluía una de sus canciones más emblemáticas, «Sin miedo a nada» a dúo con Amaia Montero.

El disco fue grabado entre los meses de febrero y junio en los estudios Doublewtronics en Madrid. Jesús N. Gómez fue el responsable de la producción.

Vio la luz el 1 de octubre de 2001. Vendería alrededor de millón y medio de unidades en todo el mundo. El músico donostiarra giraría con él en mayo y diciembre de 2002 en la que sería su primera gira por España, con un total de ochenta conciertos. Convocó a más de 500.000 espectadores solo en nuestro país. Después marcharía a México.

 

En 2002 ganó un Premio Ondas en la categoría Mejor Artista Nacional de 2002 y También obtuvo tres Premios Amigo en las categorías Mejor Artista Masculino, Mejor Artista Revelación y Mejor Álbum.

 

El mayor error de su carrera

 

En su paso por La Resistencia el pasado año,  Alex Ubago confesó el que, a su juicio, ha sido el gran error de su carrera profesional.

Sin miedo a nada, uno de sus mayores éxitos, tendría que haber llevado el título de Me Muero Por Conocerte, que es como la conoce todo el mundo a día de hoy.

De hecho confesó que que existe un vídeo hecho por una fan que lleva este último título, con casi 300 millones de visualizaciones.

 

Sin miedo a nada, letra

 

Me muero por suplicarte que no te vayas, mi vida
Me muero por escucharte decir las cosas que nunca digas
Mas me callo y te marchas
Mantengo la esperanza de ser capaz algún día
De no esconder la heridas que me duelen al pensar
Que te voy queriendo cada día un poco más
¿Cuánto tiempo vamos a esperar?
Me muero por abrazarte y que me abraces tan fuerte
Me muero por divertirte y que me beses cuando despierte
Acomodado en tu pecho hasta que el sol aparezca
Me voy perdiendo en tu aroma
Me voy perdiendo en tus labios que se acercan susurrando
Palabras que llegan a este pobre corazón
Voy sintiendo el fuego en mi interior
Me muero por conocerte, saber qué es lo que piensas
Abrir todas tus puertas y vencer esas tormentas que nos quieran abatir
Centrar en tus ojos mi mirada, cantar contigo al alba
Besarnos hasta desgastarnos nuestros labios
Y ver en tu rostro cada día crecer esa semilla
Crear, soñar, dejar todo surgir
Aparcando el miedo a sufrir
Me muero por explicarte lo que pasa por mi mente
Me muero por intrigarte y seguir siendo capaz de sorprenderte
Sentir cada día ese flechazo al verte
¿Qué más dará lo que digan?
¿Qué más dará lo que piensen? Si estoy loco es cosa mía
Y ahora vuelvo a mirar el mundo a mi favor
Vuelvo a ver brillar la luz del sol
Me muero por conocerte, saber qué es lo que piensas
Abrir todas tus puertas y vencer esas tormentas que nos quieran abatir
Centrar en tus ojos mi mirada, cantar contigo al alba
Besarnos hasta desgastarnos nuestros labios
Y ver en tu rostro cada día crecer esa semilla
Crear, soñar, dejar todo surgir
Aparcando el miedo a sufrir
Me muero por conocerte, saber qué es lo que piensas
Abrir todas tus puertas y vencer esas tormentas que nos quieran abatir
Centrar en tus ojos mi mirada, cantar contigo al alba
Besarnos hasta desgastarnos nuestros labios
Y ver en tu rostro cada día crecer esa semilla
Crear, soñar, dejar todo surgir
Aparcando el miedo a sufrir