Cayetano rivera y su hija

Cayetano Rivera reacciona ante la foto de su hija Lucía desnuda

Aitana Alonso

Cayetano Rivera y Lucía Rivera han mostrado siempre tener una buena relación. Sin embargo, hace tiempo que una contestación de la joven a los medios levantó las alarmas ante un posible distanciamiento.

El torero estaba en proceso de convertirse en piloto privado, y al parecer, su hija no sabía nada. “Obviamente le pediré que me dé una vuelta”, decía.

La confirmación de que su buena relación sigue se ha hecho mediante una publicación en Instagram de la de 22 años. Una foto en el espejo y sin ropa deseando un bonito día ha sido la encargada de mostrar públicamente que todo está bien.


 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero)


Cayetano ha reaccionado ante la instantánea con emoticonos de sorpresa y lanzándole un beso a su hija. A lo que la joven ha reaccionado diciendo “te quiero”.

También puedes leer:

Cayetano Rivera y Eva González, un amor a prueba de balas

Albert Rivera es el verdadero hermano de Fran y Cayetano según Wyoming

Ana Obregón se pronuncia sobre la polémica entre Alessandro Lecquio y Rocío carrasco

La relación entre Cayetano Rivera y su hija Lucía

Este intercambio de mensajes públicos ha sido suficiente para saber que la hija de Blanca Romero y el torero se llevan de maravilla. Su reacción como padre ante la sensual fotografía ha sido de lo más normal.

Además, los comentarios también se han llenado de halagos y piropos por la gran figura de la que presume la joven. Y es que hace ejercicio diario de la mano de Miguel Lordan, el entrenador que todas las celebrities quieren.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero)


Así es Lucía Rivera Romero

La realidad es que la hija del torero ha confesado pasar demasiado tiempo preocupada por encajar en este mundo Y ella misma ha dicho que ha perdido a gente cercana por querer encajar. Su gran reflexión precisamente es esa, no preocuparse por el qué vendrá y disfrutar en ese momento de lo que tenemos delante. “Perdí muchas victorias por miedo a perderlas”.

MÁS SOBRE: