chenoa

Chenoa se sincera sobre su problema y habla de su futuro como madre

Aitana Alonso
Archivado en: Chenoa  •  

Chenoa ha visitado El Show de Bertín y ha hablado de muchos asuntos personales. Pero lo que más ha sorprendido es cuando ha hablado sobre su futuro como madre. La cantante se ha puesto seria y ha confesado sus problemas de endometriosis. Se ha enfrentado al problema de no poder ser madre con aceptación y no lo ha visto como un trauma. “Soy una tía ubicada con el dolor y todo lo pongo en su sitio”, confesaba.

A sus 45 años tiene asumido que no va a poder quedarse embarazada, pero la ilusión se refleja en su cara cuando habla de la suerte que ha tenido al encontrar a Miguel, su prometido. “Cuando veas que algo te toca dilo alto… Es justo que me haya tocado un ángel como es Miguel”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Chenoa (@chenoa)

Miguel Sánchez es el culpable de la felicidad de la intérprete de Cuando tu vas. La pandemia causada por el coronavirus hizo que su boda se viese aplazada y todavía la pareja no ha puesto una nueva fecha. Quieren que en su boda estén las personas de su entorno, por eso están esperando a que llegue esa esperada tregua para poder invitar al número de personas que quieran.

Chenoa ha visto bien de cerca toda esta situación ya que su prometido es médico y ha presenciado el cansancio apático causado por la situación. “Se ve diferente cuando estás con alguien que está en un hospital. Hay cansancio, hay agotamiento mental”.

También puede interesarte:

Chenoa cumple su primer propósito del año y se perfora: “Me ha dolido un poco”

Chenoa se convierte en Marilyn Monroe y reina de las nieves

Un rayo de luz entre los rumores de la ruptura de Sara Carbonero e Iker Casillas

El primer sí quiero fue en Roma

La artista ha contado como fue ese “Sí, quiero casarme contigo”. En un viaje a Roma la pareja subió al Jardín de los Naranjos para ver toda la ciudad y ahí fue donde todo pasó. “Yo estaba cansada, me quería ir al hotel porque no me gustaba andar. El me dijo ‘ponte ahí que te voy a echar una foto’. Cuando me giré estaba allí con el anillo”.

Una montaña rusa de emociones

La intérprete ha vivido un año de altibajos emocionales, pero ante todo está feliz. Profesionalmente está siendo un palo duro ya que los conciertos son casi inexistentes y esto provoca un gran bajón a los artistas. Chenoa se intenta buscar las habichuelas y sigue con su trabajo como empresaria o con sus apariciones en programas que le permiten desenvolverse frente a las cámaras. Ella lo ha definido como “programas caramelos”.

MÁS SOBRE: