café

Cómo reutilizar los posos del café para sacarles un buen partido

Aitana Alonso

Si eres de las personas que le gusta el olor al café recién hecho y tener una cafetera lista cada día, quédate para descubrir algo que puede ayudarte en muchas ocasiones. Una vez tienes tu bebida lista, la cafetera se llena de posos que sobran del café.

Normalmente esos restos se tiran a la basura sin darle más vueltas, pero esto es un error. Hay muchas formas de reutilizar esos posos que, además, tienen muchas propiedades. Te vamos a recopilar algunas formas que tienes para reutilizarlos, seguro que alguna te parece interesante y puedes incorporarla a tu rutina.

café

1.Ambientador

Alguna vez habrás notado que la nevera desprende un olor extraño. Es normal que esto suceda ya que hay tanta mezcla de alimentos dentro que puede crearse un aroma desagradable. Mete un vaso con los posos del café y el olor se eliminará dejando una esencia a la bebida de cafeína. Esto también sirve para todo, incluso si te huele la mano, por ejemplo, a cebolla, lávate con los posos y enjuaga ya verás cómo se quedan con un tacto y olor agradables.

2.Exfoliante

Si la celulitis es tu lucha constante, no hay mejor exfoliante que el que puedes hacerte tu en casa. Mezcla tres cucharadas de aceite, de azúcar blanco y de posos de café, a poder ser con cafeína. Este mejunje es perfecto para combatir la piel de naranja que va acumulándose en nuestra piel y, además, reutilizas los posos.

También puedes leer:

Café: el error de tomarlo nada más despertarte

Todo lo que debes saber sobre el café y lo que causa en tu cuerpo

Si no te gusta el café, te damos alternativas que te dan fuerza y energía

3.Alimento para las plantas

El café es un producto muy beneficioso para el cultivo de determinadas hortalizas ya que tiene muchas propiedades.

4.Mascarilla para el pelo

Al igual que como exfoliante para la piel, también sirve para crear una mascarilla que aportará brillo e hidratación al cabello.

5.Espanta a los animales de tu casa

Si tienes un jardín y no quieres que animales de la calle, como gatos, se paseen por ahí, tienes que echar los posos del café para ahuyentarlos.

MÁS SOBRE: