Croquetas sin bechamel

Croquetas sin bechamel: redescubre este plato con menos calorías y el mismo sabor

anamas

Las croquetas son un plato estrella en España. Esta receta es una apuesta segura tanto para grandes como para pequeños. Sin embargo, si lo que quieres es cuidarte un poco quizás debas replantearte los ingredientes y evitar así que este sabroso plato suponga un exceso calórico.

En la receta clásica las croquetas se suelen elaborar con una masa en la que el ingrediente principal es la bechamel, a la que añadimos carne, jamón o pescado según los gustos y rebozamos con huevo y pan rallado para freírlas. Pero existe la posibilidad de hacerlas sin bechamel.

Así, si no sueles hacerlas con frecuencia por la cantidad de calorías que aporta este ingrediente o porque hacer la bechamel no es tu fuerte, hoy estás de suerte, porque te contamos cómo elaborar unas sabrosas croquetas sin necesidad de utilizar bechamel.

Croquetas de jamón sin bechamel, ingredientes

  • 500 gramos de patatas
  • 100 gramos de queso rallado sin lactosa
  • 75 gramos de jamón;
  • y 40 gramos de mantequilla
  • dos huevos
  • una cucharada de perejil picado
  • pan rallado
  • sal y pimienta

Cómo hacer tus croquetas sin bechamel

 

Lava bien las patatas y mételas en el microondas a la máxima potencia durante 15 minutos, deja que se enfríen, pélalas y reserva en un bol.

Salpimienta y añade la mantequilla, mejor si está un poquito caliente la patata, así se fundirá mejor la mantequilla, aunque si prefieres puedes usar aceite de oliva.

Después pica el jamón muy finito y añádeselo a la patata junto con el queso rallado.

Añade una yema de huevo a la masa para darle textura y pon aceite a calentar. Forma las croquetas y rebózalas en huevo y pan rallado, fríelas hasta que estén doradas. Colócalas en un papel de cocina para quitar el exceso de aceite y a disfrutar de tus croquetas sin bechamel.

Y si no te resistes a la bechamel…

Y si aún así no te resistes a la bechamel, estos consejos pueden ayudarte a que sean algo más sanas.

  • elígelas caseras
  • haz la bechamel con leche desnatada
  • utiliza harina y pan rallado integral para que no se dispare el índice glucémico, además de que lo integral te va a portar fibra, vitaminas B1,B2 y B6, ácido fólico, hierro y magnesio
  • fríelas en aceite de oliva y a una temperatura alta para no tenerlas que dejar mucho en el aceite.
  • ponerlas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa

MÁS SOBRE: