Microondas

Microondas, no cometas estos errores al usarlo

No tapar los alimentos, no limpiarlo o calcular mal el tiempo, entre los errores más comunes

anamas

El microondas es uno de los electrodomésticos que más usamos. Sin embargo, no todo vale, hay algunas cosas que nunca debes meter en él. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hay que tener mucho cuidado con lo que introducimos en el microondas, ya que hay cosas que podrían dañarlo, romperlo e incluso provocar un incendio.

Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes poner a funcionar el microondas sin nada dentro, porque tal y como advierten desde la OCU: «Si lo haces funcionar sin nada dentro, las microondas destinadas a calentar los alimentos no encuentran nada y chocan de nuevo con las paredes del aparato, lo que puede provocar daños importantes».

Pero además de los alimentos que metemos en él, es frecuente que cometamos algunos otros errores en cuanto al uso de este electrodoméstico. Te contamos los más comunes.

Microondas, no cometas estos errores

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que cuando cocinamos en el microondas, el calor no se distribuye de la misma manera por todos lados,  de ahí la importancia de que el plato donde ponemos el alimento gire para distribuir el calor y se cocine de manera uniforme.

Tapa siempre los alimentos, evitarás salpicaduras y tardarás mucho menos, ya que condensarás el vapor, aunque, eso sí, nunca pongas unas tapadera hermética ya que podría explotar.

Otro de los errores más frecuentes es usar los mismos tiempos que en un horno común, pero lo normal es que los tiempos varíen. Normalmente en el microondas los platos tardan menos en hacerse. Por ejemplo, si para hacer un pescado de 130 gramos de manera tradicional tardas unos 5 minutos, en el microondas será apenas un minuto y medio.

Un buen truco para ahorrar tiempo es sacar el recipiente antes de que se acabe el tiempo, remover y volver a meterlo. Así conseguirás que el calor se reparta mucho mejor y la comida quede hecha de manera uniforme.

Otro error que solemos cometer es dejar la limpieza para luego. Lo único que conseguirás si no limpias lo que se ha manchado en el momento es que se te olvide y esa suciedad se vaya acumulando. Así que limpia según ensucies.

Además, a la hora de cocinar en él debes tener en cuenta que se trata de una opción saludable, ya que según la nutricionista Ana Huguet al cocinar el alimento en poco tiempo y sin sumergirlo en agua la pérdida de nutrientes es menor.

MÁS SOBRE: