Rocío Carrasco

La fortuna que cosechó Antonio David a costa de Rocío Carrasco y que ocultó para declararse insolvente

Noelia Bertol

La docuserie de Rocío Carrasco en Telecinco está llegando a su fin. Este miércoles se emitía el episodio 11, Dejándonos la piel, el cual se centró en la guerra de demandas, querellas y recursos a los que se ha enfrentado la hija de Rocío Jurado con Antonio David durante los últimos 20 años.

Una guerra que continúa en la actualidad, cuando Antonio David ha reclamado en nombre de su hijo David Flores la manutención que Rocío Carrasco le debe por su hijo menor, quien es dependiente económicamente de sus progenitores.

Pero Carrasco recuerda que el ex guardia civil tiene una demanda abierta por impago de la pensión de sus hijos y cómo este se declaró insolvente para librarse de ella mientras por su trabajo en televisión ingresaba un auténtico dineral.

«Yo pongo una reclamación dineraria y es a raíz de ese procedimiento que desde primera hora el juez decreta que ese dinero se debe, se ha embargado, entonces el juzgado empieza a dictaminar oficios a las productoras, a las revistas y cadenas para ver cuánto cobra y poder embargárselo«, expresaba Rocío Carrasco, para pasar a leer las cantidades económicas que Antonio David ingresó por sus diversas apariciones televisivas.

Antonio David se declara «insolvente» amansando una fortuna

 

«Quiero hacer esto para que la gente entienda que este ser lo que ha hecho es ganar dinero a costa de acabar con mi vida«, agregaba esta, desglosando los contratos de colaboración que Antonio David firmó durante ese periodo de tiempo.

Antonio David se habría embolsado en torno a cinco millones de euros por sus apariciones televisivas, exclusivas y reportajes en revistas. Pero en esos cinco años en los que se declaró insolvente ante el juez para que no se le embargara nada, ingresó en torno a 350.000 euros. ¿Su ‘chanchullo’? Cobrarlo a través de la sociedad de su mujer, Olga Moreno.

«Nos dimos cuenta de que la mayoría de las cantidades no las cobraba él, sino sociedades a las que él ni pertenecía«, relataba Rocío Carrasco, razón por la que decidió llevar a cabo «una querella criminal por un delito de insolvencia punible«.

Antonio David tuvo que declarar ante el juez, de cuya declaración se emitió parte de la grabación y se hizo pública una de las mayores mentiras del excolaborador de Telecinco. 

MÁS SOBRE: