Isidro Montalvo revisa los teléfonos de nuestros atrevidos en busca de una avería de linea

Guss González

Isidro Montalvo vuelve a hacer mantenimiento de los teléfonos de nuestros atrevidos. Que si se oye eco, que si tengo el cable pelado, que si no me entran las llamadas… ¡Parece que tiene bastante trabajo atrasado!


Montalvo va al grano al descolgar el teléfono… «Control del teléfono fijo. Llevan ustedes llamando toda la mañana… ¿qué es lo que pasa?», consulta el supuesto controlador de línea. «Pues mire no sé de que me habla ahora mismo…», responde una mujer al otro lado del aparato.

Isidro se muestra algo molesto, para intentar tensar la situación y buscar una reacción en la interlocutora. «No, es que están ustedes que llevan una mañana que no nos dejan ni desayunar…», se queja.

«Tiene que haber habido algún problema porque nosotros no hemos llamado», insiste la mujer.«Pues un momentito que le paso con técnica», le comenta Montalvo… Tras una breve música de espera, la mujer cuelga la llamada.

 

Montalvo, controlador de línea fija

 

Intentamos con otra atrevida: «… estamos llamando por la zona porque tienen eco los teléfonos», introduce Isidro. «Yo no le he llamado a ustedes para nada», sentencia la mujer algo molesta. «Pero si llevan toda la mañana llamando sin parar», insiste Montalvo. «Yo no he llamado para nada», vuelve a repetir la mujer, mientras Isidro pasa la llamada a otro departamento: «… bueno, le paso con el servicio técnico», indican.

Tras unos instantes con una música de espera bastante irritante, Isidro, cambiando ligeramente la voz, contesta desde el departamento técnico… «Servicio técnico, ¿que le pasa?», anuncia. «Yo jamás he llamado al teléfono», vuelve la mujer esta vez algo más mosqueada. «Que si no se oye, que si no tiene fuerza…», comenta Isidro. «Yo no le he llamado a usted para nada», grita la mujer, visiblemente aleterada y cuelga.

Pero Montalvo vuelve a la carga repite el número. La mujer, sin esperar respuesta, descuelga ya repitiendo «… que yo no le he llamado a usted», dice enfadada. «Esta mañana ha empezado a llamar que si no se le oyes, que si… «, argumenta Isidro mientras la mujer le interrumpe «¡Que yo no he llamado a nadie!», repite con un mosqueo ya muy grande.

Si quieres una broma de Isidro Montalvo, escribe un mail a atrevete@cadenadial.com ¡Bromitas fresquitas!

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO