Isidro Montalvo y su enfado con la cuñada de una atrevida: «Es una lagarta»

Rodrigo Díaz

Isidro Montalvo interviene en la bromita fresquita notablemente cabreado por el presupuesto que le han mandado por unas tejas, ¡escuchad qué mosqueo!


 

 

 

«Creo que os estáis pasando… Esta empresa se os queda grande», aseguraba nuestro compañero ante la sorpresa de una atrevida. No es de extrañar que se quede a cuadros, sobre todo porque no tiene nada que ver.

De hecho, las acusaciones no van directamente a ella, sino a la «lagarta» de su cuñada que ha provocado todo este caos en los precios. La pobre mujer, que ni siquiera conoce a ninguna Teresa, es tan buena persona que va a darle la razón sin saber nada del asunto.

La tensión era tan alta que ya la mujer no dejaba ni que se interesase por su tos durante la llamada telefónica. Eso sí, a la deliciosa invitación de liebre con arroz no se ha podido resistir: «Ya me dirás dónde…», le insinuaba la atrevida a Isidro.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO