José Luis Gil

Jose Luis Gil (‘La que se avecina’) sufre un infarto cerebral

El actor ya se recupera en casa

Noelia Bertol

El actor José Luis Gil, conocido por interpretar papeles como el de Juan Cuesta en Aquí no hay quien viva o el de Enrique Pastor en La que se avecina, sufrió el pasado 4 de noviembre un ictus isquémico agudo hemisférico izquierdo, comúnmente conocido como infarto cerebral.

Afortunadamente, el pasado 26 de noviembre el actor recibía el alta hospitalaria, aunque la recuperación se alargará en el tiempo y continuará visitando centros especializados para su total recuperación. Así lo ha comunicado su hija Irene Gil en un comunicado a través de Mediaset. 

El actor José Luis Gil

La lucha aún no ha terminado

 

José Luis Gil, de 63 años de edad, acudía el pasado 4 de noviembre de urgencias al Hospital Nuestra Señora del Rosario, en Madrid, tras notar los síntomas del ictus cerebral. En la nota emitida por su hija, esta muestra su profundo agradecimiento a los profesionales de la clínica madrileña y depositan toda su confianza en ellos para la rehabilitación y la recuperación total del zaragozano.

Del mismo modo, agradecen todas las muestras de cariño y el apoyo brindado en estas duras semanas. En Cadena Dial nos sumamos a todos esos mensajes de cariño y le mandamos al actor nuestros mejores deseos y una pronta recuperación.

Del mismo modo esperamos verle muy pronto de nuevo acogiendo proyectos profesionales con el talento con el que los ha desempeñado siempre. ¡Ánimo! 

Síntomas de un ictus cerebral

 

La atención médica urgente al sufrir un ictus es muy importante, tanto que cada minuto es crucial para garantizar no solo sobrevivir, sino también la recuperación total. Es muy importante por ello reconocer los síntomas previos al infarto cerebral. La Clínica Universidad de Navarra señaló los más frecuentes:

  • Pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo (cara, brazo y pierna del mismo lado).
  • Dificultad para hablar.
  • Pérdida de sensibilidad u hormigueos en la mitad del cuerpo.
  • Pérdida súbita de visión en un ojo.
  • Dolor de cabeza muy intenso distinto del habitual.

MÁS SOBRE: