kiko matamoros sálvame política belén esteban

Kiko Matamoros vuelve a Sálvame presumiendo de su nueva cara y cuerpo tras otra operación estética

Aitana Alonso

Kiko Matamoros se sometió hace dos semanas a una nueva operación estética para vivir un gran cambio. Este no iba enfocado a una zona en concreto ya que incluía tanto la cara, como el cuerpo.

Según se ha contado en Sálvame es la intervención número doce que se hace para mejorar su aspecto físico. Todavía no se sabe si será la última, pero esta en concreto ha conseguido recoger mucha expectación.


El colaborador ha llegado a las instalaciones en ambulancia y tapado con una gorra, gafas de sol y chaqueta para poder develar todos los detalles de su cambio en directo desde el plató.

También puedes leer:

Rocío Carrasco vuelve a la televisión y es fichada por Sálvame: «No tengo miedo a ninguno de mis futuros compañeros»

Alba Santana, hija de Mila Ximénez, emociona al equipo de Sálvame con su intervención en directo

La razón por la que Telecinco prescindirá de Sálvame este miércoles

Kiko Matamoros, en esto consistió su última operación

El cambio ha afectado a la cara donde se ha realizado una blefaroplastia que afecta a los párpados, se ha retocado la nariz, y se ha modificado los lóbulos de las orejas. En el cuerpo se ha hecho una liposucción con la que ha eliminado 3 litros de grasa. Asimismo, ha marcado sus abdominales y se ha hecho una ginecomastia para extraer las glándulas mamarias.

Al oír todos estos nombres de intervenciones el público se ha quedado con la boca abierta de todo lo que ha debido costar y de lo que ha debido de doler. Sin embargo, el colaborador confesó que pasó cuatro horas en el quirófano y que no le dolió nada. Parece mentira que tanto cambio se haya conseguido solo en ese tiempo.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO