La vitrina de un hospital con los objetos que se tragaron algunos pacientes: Botones, monedas, alfileres…

Rodrigo Díaz

Todo un «Museo de los Horrores» el que visitó una atrevida cuando trabajaba en un hospital y le llevaron a ver los objetos con los que algunos pacientes visitaron urgencias tras un atragantamiento:


 

 

 

Ángela alucinaba con esa planta en neumología y algunos de los «recuerdos» que dejaron los pacientes y que les provocaron un atragantamiento: Botones, monedas, huesos de aceitunas… ¡Y unos alfileres!

Por su parte, Mari recuerda como una pesadilla la vez en la que casi se queda sin aire por culpa de un hueso de conejo; mientras, María sufrió de lo lindo con la espuma del champú que se le metió en la boca: «Se me hizo una pompa y no podía respirar», confiesa.

Entre los pacientes, encontramos humanos y también mascotas como el caso de un atrevido y su pobre perro: «Entre bragas, tangas y calcetines, se tragó entre diez y doce unidades en total», nos cuenta este pobre hombre con los respectivos sustos que se llevó.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO