hierbabuena

Los beneficios de la hierbabuena para tu organismo

Además de dar sabor y olor a tus platos tiene muchos beneficios

anamas

La hierbabuena es una planta parecida a la menta cuyo nombre científico es Mentha Spicata, además de servir para dar olor y sabor a tus platos sirve para tratar otras muchas afecciones del organismo. Crece tanto de forma vertical y arbustiva como rastrera y horizontal. Tiene gran cantidad de vitaminas y minerales cómo la vitamina A, hierro, magnesio, fibra y folato.

Entre sus numerosos beneficios está el de aliviar los problemas relacionados con el estómago ya que mejora la digestión y nos ayuda a regular nuestro intestino, además de aliviar los gases y nauseas.

Es igualmente eficaz para los problemas respiratorios cómo resfriados, congestión y otras enfermedades de las vías superiores, además de reducir los dolores de cabeza gracias a su acción vasodilatadora que consigue activar la circulación además de actuar cómo analgésico y antiinflamatorio.

Hierbabuena, otros beneficios

Getty

Entre los beneficios de esta planta está su eficacia contra el mal aliento por su acción refrescante, también sirve para calmar la irritación de la piel a causa de quemaduras solares, picaduras o erupciones. Es un gran antiinflamatorio y gracias al poder de la aromaterapia es muy eficaz para realizar masajes para aliviar dolores musculares.

Tanto en forma de aromaterapia como en infusión caliente, la hierbabuena puede reducir considerablemente nuestros niveles de tensión y ayudarnos así a relajarnos.

Su alto contenido en mentol regula la cantidad de lípidos que circulan por las sangre, reduciendo los niveles de colesterol y triglicéridos, previniendo así la diabetes.

Pero no todo son beneficios, la hierbabuena también tiene algunas contraindicaciones, por lo que debemos tener precaución. Para empezar no debemos administrárselo a embarazadas, bebes ni niños y en adultos debemos tener cuidado al consumirlo porque si nos pasamos podemos tener nauseas y diarrea.

Además de su forma natural en hojas, también la hay en forma de helados o chicles, medicamentos, cosmética e  incluso caramelos. Aunque lo mejor es tomar directamente sus hojas en forma de tés. También se puede utilizar en forma de aceite esencial, especialmente eficaz para los dolores de cabeza, aplicándolo en la zona en la que nos duele  o crema en caso de tener que tratar la piel.