Miguel Bosé multado por hacienda por incluir en su desgravación desde jamones hasta el entrenador personal

Guss González

Miguel Bosé parece estar ultimamente en el centro de todas las polémicas. En este caso el motivo es una reclamación de hacienda que asciende a algo más de 55.000 euros, con una sanción añadida de otros 23.536 euros, según hemos podido saber por una sentencia dictada el pasado 3 de marzo.

Bosé ya tuvo problemas con Hacienda en el pasado, hasta que en 2019 pudo abandonar la lista de morosos que se hizo publica desde el organismo. En aquel momento tuvo que afrontar una parte de la deuda que ascendió a 1,8 millones de euros.

Pero sus problemas con el fisco no habían acabado. Ahora hemos sabido que el TSJM ha desestimado un recurso que interpuso el artista con una multa de la Agencia Tributaria por una deducción indebida de su empresa, demostrando que realmente eran gastos personales.


Según se recoge en la sentencia, el músico se dedujo gastos de IVA de compras como jamones y embutidos, tratamientos de fisioterapia, entrenador personal, el servicio doméstico e incluso el jardinero de su casa, entre otros. Gastos que figuran a través de la empresa Costaguana, cuando parecen personales.

“El examen de las facturas controvertidas permite constatar que es correcta la negativa de la administración a la deducción del IVA”, puede leerse en la sentencia“Esos gastos no corresponden a la actividad desarrollada por Costaguana, sino que son gastos de índole personal o particular de Miguel Bosé», confirman.

Miguel Bosé con sus hijos en el preestreno de una película el pasado 18 de mayo

En su momento, Bosé alegó que se anularan estas actuaciones porque no le fue notificado correctamente. Algo que no ha sido considerado procedente.

 

Costaguana, una de las empresas de Miguel Bosé

 

La citada empresa participa en la entidad María Mulata con un 90% y ambas se encargan de las giras del propio Bosé.

El músico, conocido por canciones como «Amante Bandido» o «Don Diablo», también llegó a alegar al fisco una total indefensión debido a que «no se pueden deducir cuales son las cuotas soportadas que se han considerado no deducibles». Pero lo jueces han considerado lo contrario.

Pero no parece que esta pesadilla haya terminado para Miguel Bosé. La sentencia indica que se ha identificado «un entramado de empresas, ya que el socio y administrador único de la entidad participaba en una serie de sociedades como la propia», una de ellas radicada en Holanda