No tires estas sobras, puedes hacer ricos platos con ellas

Haz platos riquísimos con los posos de café o la piel de plátano

anamas

Hay sobras que solemos tirar a la basura cómo la piel del plátano, los posos de café o las hojas de las remolachas, sin embargo no sólo se pueden comer sino que son muy nutritivos y están llenos de sabor. Hay algunos platos que puedes elaborar con ellos y además estarás colaborando con el medio ambiente.

El sábado pasado se celebró el Día Mundial de la Alimentación y una buena forma de celebrarlo es no tirar comida a la basura y es que tal y cómo recoge la revista Mujer de Hoy, «En España tiramos cada año 1.363 millones de kilos de comida, en su mayoría frutas, verduras y sobras que no sabemos cómo aprovechar.»

Una de las maneras de usar algo que solemos tirar a la basura, cómo es la cáscara del plátano, es hacer una receta vegana con ellas, que una vez preparada tiene una textura muy similar a la carne de cerdo. La clave está en usar las especias adecuadas, debes mezclarlas con pimentón, salsa barbacoa, ajo, cebolla en polvo y aceite de oliva y conseguirás un sabor muy similar al cerdo desmigado.

No tires estos alimentos, más platos deliciosos

Otro alimento cuyas hojas solemos tirar es la remolacha, sin embargo  tienen mucho sabor y aportan fibra y vitamina C. Son ideales para hacer unos buñuelos con ellas, para ello bastará con que hagas unas masa con harina de bizcocho, huevos, sal , pimienta y nuez moscada, además de las hojas de remolacha.

Con la pulpa de la fruta y verduras que uses para tus zumos veganos, puedes hacer hamburguesas veganas, añadiendo copos de levadura y de avena, restos de pan duro, salsa de soja, aceite de oliva, sal y pimienta.

Los posos de café te servirán para hacer galletitas saladas o también en versión dulce, para ello añade a los posos, trocitos de pan duro hidratado,  harina, sal, comino y eneldo, haz una masa finita y hornéala, quedará crujiente y puedes usarla para untar cremas o comer con queso o embutido.

Con las semillas de calabaza puedes hacer hummus, usándolas en lugar de garbanzos. Para ello mézclalas con curry,  pimienta,  ajo, limón y los aceites de oliva y sésamo recrean los sabores del hummus.

Con calabaza también puedes hacer un bizcocho riquísimo,  asándola y mezclándola con huevos, yogur natural, aceite de oliva, harina, levadura y pepitas de chocolate.

MÁS SOBRE: